•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El seleccionador de Inglaterra, Roy Hodgson, indicó ayer que a los suyos se les viene “un partido picante entre naciones hermanas”, cuando enfrenten esta mañana a Gales por la segunda jornada del grupo B de la Eurocopa-2016.

“Mucha gente en el Reino Unido espera con impaciencia este partido picante entre dos naciones hermanas, eso eleva el interés”, afirmó Hodgson en conferencia de prensa en Lens, donde evitó revelar si apostaría a los mismos once apellidos para el arranque o introduciría modificaciones. 

“Tengo muy buenos jugadores para elegir. Ya verán”, dijo el seleccionador inglés, quien asumió que la gran presión del duelo recaerá sobre los Pross.

“Evidentemente ellos tienen menos presión, porque es lo que sucede cuando uno llega después de ganar un partido en un grupo en el que tres selecciones puede clasificarse”, aseguró.

Hodgson marcó diferencias en los choques con otros equipos británicos, como Escocia, o los cruces con Irlanda, pues cuando se disputa un encuentro en fase final de un torneo oficial las perspectivas cambian. 

“Los partidos en torneos son diferentes. Se habló mucho sobre Escocia en el pasado, o Irlanda, que eran partidos difíciles, pero no eran en el mismo formato, acá hay puntos muy importantes en juego”, aseguró. 

Para ganarlos, Hodgson sabe que tiene un buen plantel y jugadores que pueden hacer la diferencia, como su capitán Wayne Rooney.

No es contra Bale 

“Me divierto un poco más que en 2004, en el que tenía otro papel”, reconoció Rooney en conferencia de prensa, intentando sacar la tensión que vive la delegación de Inglaterra, amenazada por una eliminación deportiva si no consigue un buen resultado tras el 1-1 con Rusia en el debut, o por sus hinchas si vuelven a generar disturbios.

“Bale es un jugador fantástico, pero su equipo tiene muchos otros. Esto no es Inglaterra contra Bale. También vamos a tener que detener al los otros jugadores”, comentó el jugador surgido del Everton.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus