•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de un jueves oscuro contra Justin Verlander en el que se fue en blanco, ponchándose dos veces, Cheslor Cuthbert recuperó la sonrisa anoche contra los Tigres de Detroit reencontrándose con el hit. Mientras Juan Carlos Ramírez en Houston, brilló contra los Astros, acariciando su segunda victoria que al final le fue quitada por el mal que aqueja a los Rojos de Cincinnati, la vulnerabilidad de su relevo.

Valorar a quien le fue mejor este viernes, sería injusto. Cuthbert y Ramírez estuvieron bien, el primero poco a poco se va estableciendo como un bateador confiable y consistente, con la tarea de disminuir su constante frecuencia de poncharse en los partidos, mientras que el segundo, dueño de una recta humeante, capaz de erizar pelos, ponchando rivales, necesita aumentar sus recursos y no depender solamente de la velocidad que lo vuelve vulnerable a los batazos de larga distancia.

Ayer Cheslor se fue de 4-3 contra Detroit, se robó la segunda base (primero en su carrera) y anotó una en el séptimo que abrió el festín de los Reales de Kansas City que con rally de 4 en esa entrada y cinco en el octavo ganaron cómodamente 10-3 un juego que estaba siendo dominando por el picheo en la primera mitad.

El primer imparable de Cheslor llegó en el tercer episodio. Batalló el nica contra Michael Fulmer, un serpentinero con 7 triunfos y solamente una derrota, hasta depositarle la pelota en el jardín izquierdo sin darle chance al patrullero. En el quinto episodio, Cheslor se ponchó ante Fulmer, quien cobró venganza.

Pero lo mejor para el nica estaba por venir en la parte final del encuentro. En el séptimo abrió tanda contra el relevista Shane Greene, disparando su segundo imparable del juego, otra vez por el jardín izquierdo. Tomó atrevimiento el costeño y puso a trabajar las piernas, robándose la segunda base y anotó por imparable de Eric Hosmer. Kansas anotó 4 carreras, destacó Salvador Pérez con doble remolcador de dos y Paul Orlando con hit impulsador.

Todavía en el octavo, en el desfile de bateadores que hizo Kansas, el nica tuvo su último turno. Otra vez, salió a flote su velocidad, pegó una rola por tercera, el antesalista salió a buscar la pelota pero no se pudo quedar con ella, permitiendo el infield hit de Cheslor que subió su promedio a .281.

A Ramírez le faltó un poco de suerte. Entró en el sexto con Carlos Correa en segunda, Colby Rasmus en primera y un out, ganando los Rojos 1-0. Carlos Gómez le disparó hit y el juego se empató 1-1. Sin embargo, el nica dominó a Evan Gattis y Luis Valbuena.

Siguió en el séptimo, regalando un pasaporte que no tuvo consecuencias.

JC mejora

Los Rojos habían tomado ventaja 2-1 en la apertura de la entrada y JC ganaba el desafío. En el octavo no salió a lanzar el nica, dándole lugar a Blake Wood que permitió jonrón solitario de Correa, empatándose las acciones 2-2 de un juego que se extendió a 10 episodios con el mismo marcador al momento de nuestro cierre.

En total, JC tiró 1.2 innings sin carreras, permitió solo un hit y regaló un boleto sin aceptar carreras. Mejoró su efectividad a 6.28.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus