•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el 2015 no estuvo a la altura porque se creyó la última maravilla en el desierto, pero su cambio de actitud esta temporada ha ayudado mucho al lanzador Francisco Valdivia, quien atraviesa por un gran momento y lo está demostrando con sus 18 salvamentos con el conjunto de los Indígenas Matagalpa, máxima cifra para un cerrador que estaba en poder de Juan Serrano, del Bóer, desde el 2012 en la nueva era de los Campeonatos Nacionales del Beisbol Superior Germán Pomares Ordóñez.

Sin duda, Valdivia, en lo que resta de la primera y segunda vuelta del campeonato, se convertirá en el nuevo “apagafuegos” del Germán Pomares y para ello ya se ha propuesto metas.

“Cuando arrancó la temporada no pensaba en récords, sino en ayudar al equipo. Pero ahora que empaté esa cifra creo que puedo salvar de 25 a 28 juegos, si Dios me lo permite”, aseguró el lanzador de 24 años de edad.

Se creció

Su paso por las ligas menores, integrar la Selección Nacional y ser dueño de una recta de poder intimidante, fueron los elementos principales para que el taponero de Matagalpa se creyera intocable la campaña anterior, aunque su desempeño fue pobre sobre el terreno de juego.

“Honestamente, me las tiraba de grande (faranduleando), me porté haragán, solo quería dominar con recta a los bateadores y como resultado no tuve un gran año en el 2015. Sin embargo, esta temporada tomé otra postura y me dediqué a trabajar, y gracias a mi control y al trabajo de los coaches, sobre todo de Rommel Velásquez, he progresado bastante”, expresó el cerrador de los Indígenas.

Respecto del desempeño del club, Valdivia cree que tienen un equipo fuerte y aguerrido, y no dudó en decir que llegarían a la final para defender y retener el título conquistado el año pasado.

“Tenemos un buen equipo para volver a repetir el campeonato. Uno de los éxitos es que hay mucha coordinación y pasión para ayudar al equipo”, finalizó el pelotero originario de El Chagüitillo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus