•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Era la parte alta de la quinta entrada, en el montículo estaba Noah Syndergaard, el veloz lanzador que tenía silenciada a la artillería de los Reales de Kansas City. En el cajón de bateo se posicionaba Cheslor Cuthbert, el nicaragüense que ha tomado la costumbre de conectar al menos un imparable por juego. La pizarra del Citi Field indicaba que los Mets de Nueva York ganaban 1-0. Pronto, Syndergaard tenía contra las cuerdas a Cheslor con cuenta de 1-2, pero el muchacho reaccionó a tiempo y conectó un cambio de velocidad que viajaba a 90 millas por hora (mph), enviando la pelota al otro lado de la barda del jardín izquierdo. Con tan solo un swing de poder, el oriundo de Corn Island acabó con el dominio del lanzallamas de Nueva York, aunque no pudo salvar de la derrota a su equipo.

En su primer turno, el nicaragüense fue dominado en línea al jardín derecho. Se fajó con el primer lanzamiento que le tiró Syndergaard, un sinker de 99 mph. Luego, en la quinta entrada, conectó su quinto cuadrangular de la campaña, con lo que empató el juego a una carrera por bando. En ese mismo episodio, los Reales se adelantaron 2-1, pero en el cierre los Mets le dieron vuelta al marcador y lo establecieron en 3-2.

Posteriormente, en la sexta entrada, misma en la que Cuthbert falló en roletazo al pícher, Kansas City emparejó la pizarra 3-3. Inmediatamente, en la parte final del inning, los de Nueva York recobraron la ventaja gracias a cuadrangular de Matt Reynolds. El marcador permaneció inamovible desde entonces.

Cheslor cerró su actuación  conectando una rola al short stop. En resumen, ligó un imparable en cuatro apariciones al cajón de bateo, empujó y anotó una carrera, dejando su promedio de ofensivo en .269. La demostración de ayer le permitió a Cuthbert llegar a 12 carreras impulsadas en la actual temporada, 5 en mayo y 7 en junio. Asimismo, el pinolero arribó a 15 carreras anotadas, 8 en mayo y 8 en junio.

Sus seis jonrones

En su trayectoria de dos años en el mejor beisbol del mundo, Cheslor acumula 6 cuadrangulares, uno solamente en el 2015 y 5 en este 2016. De ese total de vuelacercas, 4 se los ha conectado a lanzadores derechos y 2 a un carabinero de perfil zurdo. Las víctimas de sus cañonazos han sido Guido Knudson (Tigres de Detroit), Masahiro Tanaka (Yanquis de Nueva York), Austin Adams (Indios de Cleveland), José Quintana (Medias Blancas de Chicago) y Noah Syndergaard (Mets de Nueva York).

Los escenarios que han sido testigos del poder de Cuthbert son el US Cellular (Chicago), Kauffman Stadium (Kansas), Jacobs Field (Cleveland), Yankee Stadium (Nueva York) y el Citi Field (Nueva York).

Como octavo bate, Cheslor ha conectado 4 cuadrangulares, y como séptimo en la alineación ha ligado 2 vuelacercas. Del total de bambinazos del tercera base de los reales, solamente 2 han sido con corredor en base, por lo que en total ha producido 8 carreras con sus trancazos de cuatro esquina.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus