•   Nueva York, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

En 2014 fue en Porto Alegre, Brasil. En 2015, entre La Serena y Viña del Mar, en Chile. Lionel Messi cumple 29 años el viernes y los celebra en Nueva York, la ciudad donde todo es posible y el domingo espera finalmente dar la vuelta olímpica con Argentina.

Se aguardan miles de mensajes y muestras de afecto al cinco veces Balón de Oro de la FIFA al mejor jugador del mundo, así como una pequeña celebración dentro del plantel argentino a dos días de la final de la Copa América Centenario contra Chile.

Papá de Thiago y Mateo, casado con Antonella Roccuzzo, la 'Pulga' llega a su último año como 'veinteañero' transformado ya en un hombre maduro, al que acaba de agregarle una reciente confirmación estética: una barba que ha causado furor.

Líder de su selección y del Barcelona, ganador implacable de todo título posible con su club español (8 ligas, 4 Copa del Rey, 4 Champions Lionel Messi contra la selección de Estados Unidos. League de Europa, tres mundiales de Clubes), Messi llegó a Estados Unidos para sacarse la profunda espina que tiene clavada con la mayor albiceleste.

Campeón Mundial sub-20 en Holanda-2005, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín-2008, Messi necesita que esta revancha con Chile, verdugo en la final de la Copa América del año pasado, sea la vencida.

Acumula tres definiciones perdidas con Argentina: las Copa América de Venezuela-2007 y Chile-2015 y el Mundial de Brasil-2014, estas dos últimas consecutivas y muy traumáticas para el astro y una generación de estrellas que lo ha ganado todo en Europa con sus clubes.

"Desde el primer día hicimos las cosas de manera espectacular y merecemos estar, por lo que venimos trabajando. Ojalá se dé de una buena vez", dijo tras la goleada 4-0 antes Estados Unidos en semifinales el martes.

Esa noche rompió otro récord, al convertirse en el máximo artillero histórico de la selección argentina con 55 goles, uno más que Gabriel Batistuta.

Uno más y van...

Temporada de altibajos

Para la inmensa mayoría de los jugadores su reciente temporada con el Barcelona sería el sueño de una vida: un nuevo doblete Liga-Copa del Rey, con su quinto Balón de Oro de la FIFA en enero por lo hecho en el 2015.

Pero Messi es un 'marciano' de 'Playstation' que para muchos ya se ganó un lugar junto a las leyendas del fútbol como Pelé, Diego Maradona y los fallecidos Johan Cruyff y Alfredo Di Stéfano, y las exigencias son otras.

Por eso la prensa le hizo sentir un poco el fracaso de la eliminación ante el Atlético de Madrid en cuartos de final de la Champions League de Europa, esa suerte de Copa del Mundo, por repercusión mediática y nivel de juego, que se disputa todos los años en el Viejo Continente.

Además, sufrió un par de lesiones y tuvo que presentarse ante la justicia de España a declarar en una causa por evasión fiscal que ha manchado un poco su reputación.

La Copa América Centenario empezó empañada por ese caso y un fuerte dolor en la espalda que le impidió jugar en el debut de Argentina, justamente ante el rival del domingo Chile.

Sin embargo, desde su aparición en el torneo en la última media hora contra Panamá con una espectacular tripleta, los nubarrones se han disipado.

Al menos en los números, ésta es su mejor actuación en un gran torneo, con apenas 255 minutos jugados y cinco goles convertidos en cuatro partidos en los que ha mostrado estar particularmente enchufado.

Una vez más, le falta el peldaño final a la gloria. Por eso, en vísperas de esta nueva final, no es difícil imaginar qué deseo pedirá al soplar las velitas el viernes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus