•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La prioridad de Byron “ Gallito” Rojas durante los próximos cinco días es mantenerse en el margen del peso establecido para su primera defensa, sin sufrir desgaste. El campeón mínimo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), permanece en 106, por ende, no debería tener complicaciones para marcar las 105 el próximo 28 de junio, un día antes de la reyerta contra el local tailandés CP Freshmart.

Aunque en teoría el matagalpino debería llegar en óptimas condiciones a la reyerta, el promotor Marcelo Sánchez expuso su preocupación por el estado de salud que pueda presentar su pupilo antes del combate. La inquietud es en relación a los alimentos que está consumiendo Rojas, quien como medida de “prevención” ha tenido que alimentarse fuera del hotel, debido a que el menú que les ofrecen es limitado y los platos tradicionales del país podrían causarle malestar estomacal.

“Nos vimos obligados a buscar otro tipo de comida en restaurantes fuera del hotel. Es mejor prevenir, no nos confiamos de lo que pueda consumir Byron. Sin embargo, estamos concentrados en llegar al día de la pelea bien preparados. Rojas tiene una rutina de entrenamientos que cumple a diario y está en forma”, manifestó Sánchez.

El entrenador panameño Rigoberto Garibaldi considera que el “Gallito” que subirá al entarimado el próximo 29 de junio “será uno renovado”, aduciendo que el entrenamiento que realizó durante mes y medio en el país canalero fue propicio para explotar sus virtudes y mejorar algunos aspectos técnicos.

“Byron es un púgil entregado, sabe todo el tiempo dónde está parado y lo que quiere, es comprometido. En Panamá realizaba tres días de trabajo en el gimnasio con pesas y otros tres de sparring. Ganó fuerza, él tiene pegada en realidad. Además aprendió a mover más la cintura y pasar golpes, procuramos que mejorará en la defensa y en el golpeo corto”, dijo el prestigioso entrenador.

Con respecto a lo que Byron propondrá contra Freshmart, Garibaldi aseguró que “el plan de pelea consiste en golpear al rival todo el tiempo, sin dar tregua”. “No importa si vamos a llegar al límite de los doce rounds, Byron está listo para tirar golpes. Eso sí, vamos a tratar de ganar convincentemente, no podemos arriesgarnos a que el ruido de la gente meta presión a los jueces”, aseveró.

Ayer, el “Gallito” realizó una carrera de 50 minutos en una de las calles cercanas al hotel donde se hospeda, hizo siete asaltos de manoplas, tres de sombra dirigida y doscientas abdominales, manteniéndose al final de la jornada en 106 libras, una por debajo del peso pactado para la defensa de su título.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus