•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cheslor Cuthbert está construyendo un mes increíble, el mejor de su carrera; mientras que Erasmo Ramírez está atravesando un mal momento, uno de los más difíciles de su trayectoria. El primero bateó de 4-2 ante los Astros de Houston anoche, empujó una carrera y anotó otra; el segundo fue vulnerable desde el montículo y cargó con la derrota de su equipo, la sexta del año y la tercera en este mes.

Cuthbert abrió el telón de la parte baja de la tercera entrada. El juego estaba 7-0 a favor de los Astros, otra vez su equipo se encontraba danzando sobre las brasas, pero él, intentando ser la chispa que encendiera el fuego de los Reales, enfrentó al abridor Mike Fiers con la misión de iniciar una rebelión, y así lo hizo, conectando un imparable por el jardín central y avanzando a la segunda base por sencillo de Alex Gordon, sin embargo, sus tres siguientes compañeros fueron doblegados y el buen momento ofensivo fue reducido a tan solo una carrera, anotada por el mismo Cheslor.

Lea además: Cheslor construye su propia historia

Tan solo un episodio más tarde, el artillero oriundo de Corn Island, que ha tomado por costumbre conectar de imparable, demostrando su evolución como bateador, volvió a la caja de bateo y con hombres en posición anotadora conectó otro sencillo al bosque central, remolcando desde la tercera almohadilla a Kendrys Morales, quien anotó la segunda carrera de los Reales. Otra vez, al igual que en la noche anterior, el nicaragüAense estaba mostrando su incidencia siendo partícipe en las dos únicas anotaciones de su equipo. Sin embargo, su accionar no era suficiente para librar de la derrota a su equipo que cayó 13-5.

En su tercer turno el muchacho falló en elevado al jardín derecho y en el cuarto se ponchó dejando en evidencia que no es una máquina construida para conectar de imparable siempre, sino un pelotero en pleno proceso de evolución. Tras batear de 4-2, el pinolero dejó su promedio en .281.

Erasmo, doblegado

Erasmo Ramírez está sufriendo con una continuidad alarmante. Ayer fue derrotado por sexta vez en lo que va de la temporada y por tercera ocasión en lo que va del mes de junio. Los artífices de su derrota fueron los Orioles de Baltimore, quienes se impusieron 8-6 ante los Rays de Tampa. El nica entró en relevo de Jake Odorizzi en la sexta entrada, cuando el juego estaba 6-5 a favor de los Rays. Pese a permitir un sencillo de J. Hardy, el rivense sacó los tres outs sin mayores dificultades.

Sin embargo en el siguiente episodio, tambaleó y se hundió, pues recibió doblete de Joey Rickard y sencillo remolcador de Adam Jones, permitiendo que el juego se empatara a 6-6. Luego, dominó a Jonathan Schoop, pero Manny Machado le conectó un imparable que lo explotó. En su lugar entró Xavier Cedeno, quien no pudo evitar que uno de los corredores heredados por el nica anotara.

En resumen, Erasmo lanzó un episodio y un tercio, en los que permitió cuatro imparables y dos carreras limpias, desmejorando su efectividad a 3.75 y su balance a 7-6 en victorias y reveses.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus