•   East Rutherford  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Lionel Messi soñaba con una fiesta y el fin de la maldición pero se encontró este domingo con su peor pesadilla errando su disparo en la tanda de penales ante el mismo Chile que lo amargó el año pasado y entregando la final de la Copa América Centenario.

Justo después de que Sergio Romero contuviese el tiro a Arturo Vidal, la 'Pulga, en vez de encaminar la definición para su equipo, envió su remate a las nubes, permitiendo la recuperación de Chile, ganador 4-2 finalmente.

Los años pasan -cumplió 29 el viernes- y las finales perdidas con su selección se acumulan para la 'Pulga', ya que esta Copa América Centenario es la cuarta desde 2007 y la tercera en un gran torneo internacional en tres años.

Tras las caídas en el Mundial Brasil-2014 y la Copa América de 2015 en Chile, también por penales ante la Roja, la derrota en el Metlife Stadium en East Rutherford y la forma en que se dio es un verdadero mazazo para Messi.

Líder de su selección y del Barcelona, ganador implacable de todo título posible con su club español (8 ligas, 4 Copa del Rey, 4 Ligas de Campeones de Europa, tres Mundiales de Clubes), llegó a Estados Unidos obsesionado con sacarse la profunda espina que tenía clavada.

Se había coronado campeón Mundial sub-20 en Holanda-2005 y había logrado la medalla de oro en los Juegos Olímpicos Pekín-2008, pero faltaba ese título 'grande' con el elenco mayor.

Ganar la revancha contra Chile sería "el mejor regalo que nos podríamos hacer no solo para mí sino para todo este grupo", anticipó el viernes al cumplir años.

Como magro consuelo, le queda un nuevo récord, ya que en este torneo se convirtió en el máximo artillero histórico de la selección argentina con 55 goles, uno más que Gabriel Batistuta.

Una temporada difícil

La final perdida en esta Copa América arruina el reciente nuevo doblete Liga-Copa del Rey con el Barcelona y lo aleja de un sexto Balón de Oro de la FIFA, actualmente en sus manos por lo hecho en 2015.

También le impide el asalto final al reducido olimpo de las leyendas del fútbol integrado por Pelé, Diego Maradona y los fallecidos Johan Cruyff y Alfredo Di Stéfano.

Te interesa: El árbitro brasileño Heber Lopes fue protagonista de la final

Messi, ese 'marciano' de 'Playstation', sabe que no son suficiente la magia, los goles imposibles y los pases impensados que ha regalado en la última década, ya que falta aún la consagración con la camiseta nacional.

La nueva frustración tiene lugar además en un año difícil en el que sufrió un par de lesiones y tuvo que presentarse ante la justicia de España en una causa por evasión fiscal que ha manchado un poco su reputación.

La Copa América Centenario 2016 empezó empañada por ese caso y un fuerte dolor en la espalda que le impidió jugar en el debut de Argentina, justamente ante el rival de la final.

Sin embargo, desde su aparición en el torneo en la última media hora contra Panamá con una espectacular tripleta, los nubarrones se fueron disipando con goles y asistencias en los cuartos de final ante Venezuela y las semifinales frente a Estados Unidos.

En la final, Messi no tuvo un partido a la altura de las circunstancias y encima falló su penal, para cerrar una noche negra.

Pasado el nuevo duelo, no le quedará otra alternativa que juntar fuerzas y poner la mira en el próximo objetivo: el Mundial Rusia-2018.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus