•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El 29 de junio de 2004, Leo Messi debutó con la selección Sub-20 de Argentina en un amistoso contra Paraguay, jugado en la cancha de Argentinos Juniors de Buenos Aires, el estadio Diego Armando Maradona.

España llevaba dos años intentando convencerlo de que jugara con la Rojita, pero la Pulga decidió esperar a que la AFA supiera de su existencia.

Messi, que acababa de cumplir 17 años, entró en el minuto 67 de aquel partido, con el número 17 a la espalda. En el 81, pasó como una bala entre dos defensores del equipo guaraní, dribló al portero y marcó un tanto en el 8-0 definitivo para su equipo.

La Federación Española de Fútbol lo había intentado convencer para disputar con ellos el Mundial Sub-17 de Finlandia-2003 en que la Rojita, con su compañero Cesc Fábregas como figura, llegó a la final.

Infografía AFPPero Messi y su padre querían que el jugador defendiera a Argentina. Hugo Tocalli, el entonces seleccionador argentino de categorías inferiores, ya tenía armado un equipo para Finlandia-2003 y no lo tuvo en cuenta.

El padre de Messi, Jorge, aprovechando una visita a Barcelona de Marcelo Bielsa, entonces seleccionador argentino, y Claudio Vivas, su ayudante, fue a verlos para hablarles de su hijo, mientras insistía la selección española.

Vivas, rosarino como el jugador, le pidió unos videos de su hijo y se los pasó a los técnicos de las selecciones inferiores. Hasta que llegó ese partido de junio de 2004, Jorge y Leo Messi tuvieron la paciencia de aguantar ante el fuerte interés de España.

España lamentaría mucho, en el Mundial Sub-20 de Holanda-2005, aquella decisión de Messi.

La Rojita, con Cesc Fábregas, David Silva, Raúl Albiol, Juanfran Torres y Fernando Llorente en sus filas, era la gran favorita de la competición. En la primera fase ganó sus tres partidos, anotando trece goles y recibiendo uno.

Argentina, con Messi, Kun Agüero, Pablo Zabaleta, Lucas Biglia, Ezequiel Garay y Fernando Gago, solo fue segundo de su llave, tras Estados Unidos.

En octavos, Argentina ganó con dificultades a Colombia (2-1), mientras España se paseó de nuevo ante Turquía (3-0), por lo que ambos se citaron en cuartos, en Enschende, donde ganó la albiceleste por 3-1, con un tanto de Messi.

Dos títulos con Argentina

La perla del Barcelona sería máximo goleador y mejor jugador de aquel Mundial, en el que ganó en la final de Utrecht a Nigeria por 2-1, con dos tantos de Messi de penal.

Fue uno de los dos títulos que ha ganado Messi con Argentina, junto a los Juegos Olímpicos de Pekín-2008, mientras se le resiste uno en la absoluta tras cuatro finales perdidas.

"Hubo contactos informales con la selección española para que jugara con ellos, pero siempre dije que quería jugar para mi país porque amo Argentina y solo siento los colores de mi selección", señaló Messi en 2014.

Leo Messi había llegado con 13 años a Barcelona cuando el equipo catalán lo trajo desde Rosario a sus equipos infantiles.

"Argentina es mi país, me preguntan por qué no perdí mi acento, pero no lo hice porque no quiero perder ninguna identificación con mi patria", añadió hace dos años el argentino.

Vicente del Bosque, el seleccionador español, confirmó una vez que España quiso contar con Leo Messi en sus filas.

"Hubo un intento, pero él y su familia decidieron representar a la Argentina, se mantuvo firme en esa determinación", señaló en aquella ocasión.

Messi repitió una y otra vez los mensajes de que jamás habría aceptado jugar con la selección española, por una cuestión de sentimientos.

"Nunca hubiera elegido jugar para España porque soy argentino. Es verdad que en España me tratan muy bien, pero no nos olvidemos que ya casi llevo la misma cantidad de años viviendo en Barcelona que los años vividos en Argentina. Eso te parte el corazón, pero no cambian los colores", dijo.

Tras perder la final de Copa América de 2016, la tercera a nivel continental (Venezuela-2007 Y Chile-2015), más la que dejó escapar en el Mundial de 2014 contra Alemania, suma cuatro reveses.

Probablemente con España, con la complicidad de Xavi Hernández y Andrés Iniesta, sus socios en el Barcelona, habría participado en los éxitos de las Eurocopas-2008 y 2012 y en el Mundial de 2010.

Pero Messi siempre tuvo claro su pasión por la albiceleste y sentir los colores.

"Cambiaría todos los récords por un título, por hacer feliz a la gente de mi país", dijo en una ocasión.

Tal vez no le sea posible cumplir su sueño, si mantiene su decisión de dejar la selección, tras la decepción de la final perdida ante Chile en la Copa América Centenario de 2016.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus