•  |
  •  |
  • Edición Impresa

España puso fin de forma definitiva a un ciclo glorioso tras la derrota contra Italia, en octavos de final de la Eurocopa. Con la probable marcha del técnico que le condujo a la gloria, Vicente del Bosque, sin un candidato claro a sucederlo y un relevo generacional a la vista, el futuro parece incierto.

El primer aviso del fin del imperio de la Roja llegó en el Mundial de Brasil-2014 cuando fue eliminado en primera ronda. Chile, que lo venció en el Maracaná por 2-0 en la primera ronda, marcó el camino de cómo había que jugarle a España. Presión arriba y balones altos para superar el trabajo de Sergio Busquets en el centro del campo.

Croacia, que se impuso a España en la primera ronda (2-1) e Italia, que lo derrotó en octavos (2-0), aprendieron en esta Eurocopa la lección que les había enseñado Chile. Los rivales ya tienen la fórmula para contrarrestar el juego de toque de España.

Jugadores emblemáticos del centro del campo español, como Andrés Iniesta y Cesc Fábregas, afirmaron durante la Eurocopa que la Roja no cambiará de estilo. «Es innegociable», dijeron al unísono.

España mantendrá su estilo de toque y posesión de balón, que cultiva y pule desde las categorías inferiores. Los equipos Sub-17, Sub-19 y Sub-21 son fieles a ello, para prepararse para dar el salto al primer equipo.

Del Bosque afirmó en el último año que España debe realizar una “transición dulce”, que comenzó dando el poder en la portería a David de Gea, dejando en el banquillo al gran capitán de la selección, Iker Casillas, que con sus 167 partidos internacionales, levantó los trofeos de campeón del mundo y de Europa.

Cambios a la vista

Si como parece probable, Vicente del Bosque abandona el puesto, el presidente de la federación, Angel Villar, quiere dar el poder en el banquillo a Julen Lopetegui, que se formó en las selecciones inferiores, antes de pasar al Oporto portugués, donde estuvo dos temporadas.

España cuenta con entrenadores con reputación como Unai Emery (futuro entrenador del PSG), Rafa Benítez (Newcastle) o Marcelino García (Villarreal), pero la federación no puede ofrecerles lo que ganan en los clubes.

Una nueva etapa se inicia en la selección española. Aunque no parte de cero, atrás quedó el periodo exitoso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus