•   París  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Eurocopa de Francia-2016 vivió este miércoles su segundo y último día sin partidos entre los octavos y los cuartos, en una jornada en la que los protagonistas de los ocho equipos que siguen en la competición compartieron su ilusión ante el inminente reto, algunos pese a los problemas con las lesiones, especialmente Italia.

Antonio Candreva, ausente el lunes en la victoria de los octavos ante España, fue confirmado nuevamente como baja para el partido del sábado en cuartos frente a Alemania por su lesión en los aductores, mientras que la presencia en el mismo de Daniele De Rossi está en seria duda, por problemas físicos en el muslo derecho.

"No se puede dar una fecha (de reaparición), aunque seamos conscientes del problema del tiempo", afirmó este miércoles el médico de los italianos, Enrico Castelacci.

A ello hay que sumar la baja por suspensión del italo-brasileño Thiago Motta.

Otros seleccionadores también tienen problemas, pero en principio no tan serios como los de Antonio Conte.

A los entrenamientos de Francia, que prepara el partido del domingo ante Islandia, volvió el atacante Kingsley Coman, recuperado de un problema en el tobillo, pero la preocupación llegó en el final de la sesión, cuando el defensa Patrice Evra se retiró tras dañarse la mano izquierda, donde luego se colocó un gran vendaje.

En Bélgica, por su parte, sigue sin entrenar su estrella Eden Hazard, a dos días del choque contra Gales.

"Sigue con dolores en los aductores", explicó el seleccionador Marc Wilmots, que apuntó que espera poder contar con el jugador del Chelsea en la práctica del jueves. En cualquier caso dijo que Hazard puede jugar ante los galeses incluso aunque no se haya entrenado desde la victoria 4-0 ante Hungría en octavos, donde fue la principal figura de los 'Diablos Rojos'.

Cita con la historia

Wilmots se ilusiona ya con el torneo y no pudo evitar compartir su deseo de que Francia y Bélgica puedan enfrentarse en "una final de ensueño".

Pero antes tendrá que medirse a un Gales que también sueña despierto con el pase a las semifinales.

"Es justo decir que podría ser el partido más importante de la historia para Gales, especialmente en estos tiempos míos y en los recientes", afirmó el atacante estrella de los 'Dragones', Gareth Bale.

"Sabemos de los cuartos de final de 1958, pero desde entonces sin dudas es el partido más importante para el fútbol galés", apuntó, en alusión al partido perdido 1-0 ante Brasil por un gol de un joven Pelé, en el único Mundial disputado por Gales en toda su historia.

En Islandia, rival de los anfitriones, sueñan con volver a protagonizar una hazaña, después de cargarse a Inglaterra en los octavos, pero prefieren trasladar la presión del favoritismo a Francia.

"Cuando uno enfrenta un partido como éste, se necesita mostrar lo que es capaz de hacer, relajarse y disfrutar haciendo lo mejor que se pueda. No tenemos la presión de todo el mundo sobre nosotros", declaró el coseleccionador Heimir Hallgrimsson.

Los protagonistas del Alemania-Italia también se mostraron convencidos de que pueden avanzar pese a la dureza del rival, pero alabaron al rival.

"Hemos aprendido de 2012 que no podemos tener errores atrás o será muy difícil, porque ellos son muy flexibles, con de tres a cinco hombres en defensa", señaló el defensa alemán Mats Hummels.

El italiano Alessio Florenzi calificó de "Everest" a Alemania, pero no quiso buscar "excusas de perdedores" en las bajas con las que llegará su equipo a Burdeos.

El baile lo abre Cristiano

El baile de los cuartos lo abrirán el jueves Portugal y Polonia, que viajaron ya a Marsella, el escenario del partido.

Los polacos afirmaron en la conferencia de prensa de la víspera del partido que son optimistas en poder eliminar del torneo a Cristiano Ronaldo.

"Ya hemos logrado cosas, pero los jugadores están motivados y quieren jugar cada vez mejor. Estoy contento con mi equipo. Tenemos fe en nosotros mismos y tenemos optimismo", afirmó el seleccionador polaco, Adam Nawalka.

En Portugal, el entrenador Fernando Santos también mostró su confianza ciega en los suyos.

"Contra Polonia vamos a intentar tener otra vez un buen equilibrio en el equipo y que cada jugador cumpla su papel", afirmó.

Los ocho cuartofinalistas aspiran a ocupar el trono vacío de España, eliminada desde el lunes.

Este miércoles las especulaciones giraban en torno a si volverá a jugar con la Roja el arquero Iker Casillas, que publicó el martes por la noche en Twitter un ambiguo tuit, en el que incluyó un video del final de la película "Rambo II", en el cual el personaje de Sylvester Stallone se despide del ejército.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus