•   Lisboa, Portugal  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Si hasta ahora Portugal dependía en muchas ocasiones de las apariciones de Cristiano Ronaldo, las "quinas" han encontrado un nuevo referente en el que depositar sus ilusiones, Renato Sanches, que está batiendo todos los récords que en su día consiguió el de Madeira.

Cuando debutó con la selección portuguesa en marzo, el medio de 18 años ya dejó ver las esperanzas que la afición tiene puestas en él: un seguidor saltó al campo y, en lugar de correr hacia Ronaldo como suele ocurrir, se dirigió veloz a abrazar a Sanches.

Tres meses después, las portadas de la prensa deportiva lusa destacan la actuación de Sanches en el partido de cuartos de final de la Eurocopa ante Polonia, cuando se estrenó en el once titular y fue considerado el hombre del partido por la UEFA.


Después de que Portugal sufriera el segundo gol más rápido en la historia de la Eurocopa, tras 1 minuto y 40 segundos, no fue Ronaldo quien volvió a meter a las "quinas" en el partido, sino la nueva perla de la selección lusa.

El ya jugador del Bayern de Múnich consiguió poner el empate en el marcador al final de la primera parte y permitir así a su equipo terminar alcanzando el pase a semifinales en los penaltis.

Si Sanches ya había logrado superar a Ronaldo como el portugués más joven en ser convocado para una fase final de una competición oficial, el gol anotado el jueves le permitió batir otra marca que estaba en posesión del delantero del Real Madrid.

Con 18 años y 71 días, Sanches es el jugador luso de menor edad que consigue marcar en la fase final de una Eurocopa o un Mundial, pero su precocidad no se limita a las estadísticas de Portugal: es también el tercer jugador más joven de cualquier país en marcar en un Europeo, clasificación que lidera el holandés Jetro Willems con su gol ante Dinamarca en 2012.

El propio Ronaldo, acostumbrado a ser el foco de atención tras los partidos de su selección, felicitó al joven por su gesta.

"Doy siempre lo mejor para ayudar al equipo, trabajo siempre al máximo. Esta vez no conseguí marcar, pero felizmente Renato marcó. Le doy la enhorabuena", admitió Ronaldo tras el partido.

Tanto Ronaldo como Sanches jugaron el tiempo reglamentario, la prórroga y lanzaron cada uno una de las penas máximas de la tanda de penaltis, ambos con acierto.

Con un tiro arrebatador y poderoso, destacado por su osadía y capacidad de recuperar balones, el joven Sanches viene de firmar una excelente temporada en el Benfica que le abrió el camino para estar presente en esta Eurocopa.

Tras su estreno con la primera plantilla ante el modesto Tondela el 30 de octubre, Sanches disputó 35 partidos en total -24 en Liga, seis en Liga de Campeones y cinco en la Copa de la Liga- y anotó dos goles, lo que le ha bastado para impresionar al mundo del fútbol.

De origen caboverdiano, el joven se ha convertido en la transferencia más cara de la historia de un jugador portugués a un club extranjero, después de que el Bayern de Múnich pagase 35 millones de euros para quedarse con él, por lo menos, hasta 2021.

Procedente de una familia humilde, ingresó en el Benfica con apenas 9 años y su madre ha sido su principal apoyo, una historia que mantiene muchas semejanzas con la del jugador del Real Madrid, que fichó por el Sporting a los 12 años y siempre ha estado muy unido a su madre.

Si el mundo ya se había rendido a Cristiano Ronaldo, ahora es el turno de Europa de rendirse a Renato Sanches, que fue el blanco de elogios por parte de jugadores, entrenadores y prensa internacional. Ambos son, hoy en día, dos referentes para la selección portuguesa. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus