•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Pasan los años y Alexis Argüello sigue vivo. Ya no está su cuerpo, pero  si su espíritu, valor, anécdotas y las batallas memorables que brindó en el ring, paralizando al país y sacando del anonimato a nuestro humilde deporte. Esas son huellas imborrables que lo convirtieron en un ídolo eterno.

Por un par de horas, ayer Alexis se volvió a sentir de cerca, en los discursos, en los rostros de sus familiares, en las anécdotas de amigos y peleadores que lo conocieron, y en los videos que se proyectaban en las pantallas del auditorio del parque japonés, donde se celebró el acto.Enrique Oliú, clausuró el acto de reconocimiento.

 ¡Cómo olvidar aquella derrota con el panameño Ernesto “El Ñato” Marcel en su primera oportunidad de título mundial! ¡Cómo no recordar aquel nocaut memorable contra Rubén “El Puas” Olivares que significo el primer paso para subir al pináculo del boxeo y sacó del anonimato al boxeo nica! Esas imágenes fueron parte de los recuerdos que Alexis dejó y que aún erizan la piel, inflando los corazones de emoción.

  • El gran ausente de la ceremonia fue el Tricampeón mundial Román “Chocolatito” González.

Alexis también se vio en personalidades deportivas que de una u otra manera han alcanzado la excelencia deportiva como lo hizo el. Arnulfo Obando (entrenador de Román González), Eduardo “El Ratón” Mojica (exboxeador), Orlando Vásquez (Pesas), Davis Hodgson (técnico de beisbol), y Enrique Oliú (narrador de los Rays de Tampa Bay), recibieron la orden “Alexis Argüello”, en un acto un poco extenso que terminó con un cierre emotivo por las palabras de Oliú.

Muchas figuras

La actividad fue adornada por la presencia de personalidades internacionales como el boricua Francisco Valcarcel, presidente de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), y amigo de Alexis; Iván Calderón, excampeón mundial puertorriqueño de pesos mínimos, verdugo de 4 peleadores nicaragüenses; el panameño Hilario Zapata, también exmonarca panameño de boxeo; y el expugilista venezolano Leo Gámez, quien ganó 4 títulos mundiales en diferentes categorías.
“Puerto Rico adora Alexis. Él fue un ser humano extraordinario que hizo mucho por este país”, fueron algunas de las palabras de Varcarcel, quien fue el primero de los invitados en subir al estrado y recordó algunas anécdotas vividas con el “Caballero del ring”.

Un ejemplo

Después de que se hiciera la entrega de medalla a los reconocidos, estos tuvieron algunos minutos para agradecer y recordar a Alexis. Pero fue Oliú con sus sentidas palabras, quien le puso el broche de oro al evento. El matagalpino no vidente, ha logrado convertir las limitaciones físicas en oportunidades para alcanzar niveles inimaginables, quebrando los prejuicios y convirtiéndose en un sublime ejemplo de superación.

“No hay excusas, si quieres ser alguien en la vida, tienes que seguir hacia adelante, eso me inculcó mi familia. Mucha gente me empujó y ayudó a que yo estuviera aquí. Nunca me imaginé recibir esta distinción, me siento orgulloso”, dijo un Oliú, visiblemente feliz de recibir un merecido reconocimiento. Seguramente Alexis desde el cielo con su melodía “La Palmerita” resonando en los coros celestiales, dijo: ¡Oliú es uno de los míos, ejemplo invaluable de humildad y superación!

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus