•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cheslor Cuthbert y Erasmo Ramírez viven dos contrastes diferentes en estos momentos. El costeño prácticamente ya consiguió su establecimiento como tercera base y bateador de confianza en los Reales de Kansas City; mientras que el rivense, que tuvo un inicio de ribetes espectaculares, decayó estrepitosamente y ahora batalla contra sí mismo, intentando recuperar ese brillo cegador que impactó en el inicio de temporada con los Rays de Tampa Bay.

Erasmo Ramírez. AFP/ ENDAnoche, ambos peloteros estuvieron bien con sus respectivos equipos. Cuthbert se fue de 4-2 contra los Filis de Filadelfia, empujando su carrera número 22 del año. En tanto, Erasmo lanzó dos tercios de innings sin carrera en la derrota de los Rays de Tampa Bay con marcador de 3-2.

¡Qué difícil fue ver a Ramírez siendo atacado por los Tigres, hace unos días, cargando con su séptima derrota! Ayer regresó al montículo, solamente regaló una base por bolas, revitalizando un poco su confianza que últimamente ha sido golpeada, sufriendo grietas.

Cuthbert va bien

Pero al que el sol le está brillando es a Cheslor, quien en su primer turno contra Aaron Nola, disparó imparable en el segundo episodio. Avanzó a segunda por hit al jardín izquierdo de Alcides Escobar y alcanzó la antesala con roletazo de Jarrod Dyson, anotando gracias a un hit remolcador de Danny Duffy que empató las acciones 1-1.

En el tercer episodio, Cheslor falló con fácil rodado por tercera base. Apareció en el sexto episodio, tomando su tercer turno de la noche que aprovechó a la perfección disparando imparable al bosque izquierdo contra el relevista Severino González. En su último turno, 8vo inning, falló con rola para doble play. Los Reales triunfaron con marcador de 6-2.

En total Cheslor se fue de 4-2, con una empujada y una anotada, subiendo su promedio a .274, producto de 49 hits en 179 turnos. Erasmo mejoró su efectividad a 4.30, acepta 25 carreras limpias en 52.1 innings.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus