•   Santiago de Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Chile vive su sueño y apenas a un año de romper el maleficio y gritar por primera vez en su historia un triunfo continental, celebró este domingo la obtención de la Copa América Centenario lanzándose a las calles para vitorear a su generación dorada.

Camisetas y bufandas de la Roja, banderas chilenas y el brillo de la dorada Copa América Centenario: los protagonistas de un festejo oficial que llegó a una semana de vencer por penales a Argentina y precipitar el retiro de Lionel Messi de la albiceleste.

Lejos de desanimarse por la ausencia de las principales figuras del plantel, incluido los ídolos locales Arturo Vidal y Alexis Sánchez -elegido mejor jugador de la Copa Centenario- la fiesta se hizo sentir en las calles para finalizar en el estadio Nacional.

"Es muy meritorio lo que hemos hecho", lanzó Claudio Bravo, capitán del equipo antes de salir de Pinto Durán, lugar de entrenamiento del seleccionado, tras recibir la visita de la presidenta chilena Michelle Bachelet, que agradeció al plantel "por estas alegrías que nos han dado".

Sobre un bus sin techo, Bravo con la Copa Centenario en mano y junto a otros jugadores iniciaron el andar de varios kilómetros arropados por decenas de miles de chilenos que colmaron varios tramos del recorrido.

Una marea de camisetas rojas rompió el gris de una fría tarde-noche para seguir la fiesta en el estadio Nacional, templo sagrado del fútbol chileno que el año pasado albergó la final ganada también por penales a Argentina.

Festejo sin fin

Tras revivir la emocionante tanda de penales que le dio el título, el entrenador argentino Juan Antonio Pizzi fue el primero en recibir los aplausos en el Nacional.

La emoción creció con la presentación de José Fuenzalida, Jean Beausejour, Nicolás Castillo, que jugó la pasada temporada en U. Católica, Gonzalo Jara, Eduardo Vargas -goleador de las últimas dos ediciones de la Copa América- y Bravo, arquero del Barcelona y centro del festejo.

El delantero del Arsenal inglés, Alexis Sánchez, Marcelo Díaz del Celta de Vigo y Gary Medel (Inter de Milán) grabaron mensajes que fueron transmitidos para el delirio de los hinchas.

Mientras que el mediocampista del Bayern Múnich, el "Rey" Arturo saludo a los chilenos a través de Twitter.

La noche finalizó con lluvia y una improvisada vuelta olímpica de los jugadores, celebrada por los pacientes hinchas que acumularon varias horas en las gradas para tener la foto de sus ídolos.

Y si detrás de la Cordillera de los Andes el llanto por la renuncia de Messi no para y siguen las súplicas para lograr su regreso, del lado chileno la celebración amenaza con seguir y estirar los triunfos a una clasificatoria sudamericana rumbo a Rusia-2018 ajustada y sin favoritos claros para llegar al Mundial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus