•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un cabezazo sorprendente con un salto elástico por arriba de la defensa vikinga y todo olvidado: Paul Pogba por fin apareció e hizo olvidar cualquier polémica, en medio de una Eurocopa con altos y bajos y críticas por un supuesto corte de mangas que debió negar.

El armador de los Bleus apareció cuando más lo necesitaba su equipo, que este domingo se clasificó a las semifinales de la Eurocopa con un triunfo claro y contundente frente a Islandia por 5-2, de la mano del mago de la Juventus de Turín.

Sus compañeros se volcaron especialmente hacia él durante su festejo, sabiendo que Pogba está en un momento especial. Ese tanto, siete minutos después del gol de Olivier Giroud, le facilitó el camino a Francia y al mismo Pogba.

Ser leyenda 

Al parecer el tanto lo liberó, después de que arrancó el torneo con un declaración de deseo de querer convertirse en una “leyenda”, consciente de que debía convertirse en el líder y la gran espalda de las esperanzas de Francia de consagrarse en casa, como en la Eurocopa-1984 de la mano de Michel Platini y del Mundial 1998 tirado por un impecable Zinedine Zidane.

Al cabo de tres semanas de competición, Pogba quiere borrar aquellos malos tragos contra Albania (2-0) en Marsella y ese supuesto corte de mangas hacia la tribuna, o el penal infantil que cometió al inicio del juego contra Irlanda en octavos de final (2-1) que puso en posición muy incómoda al anfitrión.

La prensa se interrogaba cómo un inmenso talento que puede llevar las riendas en la Vecchia Signora, ganadora de cinco títulos de Serie A en fila, tenga tantas lagunas con los Bleus. Incluso el seleccionador Didier Deschamps se agarró la cabeza con las historias de Pogba, privándolo de ser titular contra los albaneses, después de un partido sin brillo ante Rumania en el arranque del torneo (2-1).

Pero es verdad que Pogba se benefició del reposicionamiento que Deschamps hizo con Antoine Griezmann, al que tiró por atrás de Olivier Giroud en punta, y permitió a Pogba tener un socio con buen pie para dialogar en el arranque de las jugadas, y hacer una buena dupla de recuperación con Blaise Matudidi cuando hay que ponerse a trabajar con el mono en la medular.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus