•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Cada vez que te sientas inclinado a criticar a alguien, ten presente que no todo el mundo ha tenido tus ventajas”, le dice su padre a Gatsby en el inicio de la gran novela de Scott Fitzgerald, y rascando mi cabeza frente a estas semifinales que nos ofrece una Eurocopa marcada por la inseguridad, pienso: cada vez que te sientas inclinado a pronosticar en la fase de cierre de un torneo tan desconcertante como este, ten presente que nada ha sido cierto, excepto lo imprevisto, así que mejor repliégate y cállate.

Pero ¿qué hacer con la tentación por el riesgo? El lector espera del cronista una definición, no una fuga hacia la nada. Así que algo hay que decir sobre Portugal-Gales y Alemania-Francia. Me inclino entre la incertidumbre, por una final entre Portugal y Alemania. En el primer caso, por la incidencia que siempre se espera de Cristiano, el excelente acompañamiento de Nani y Renato Sánchez, y la presencia de Pepe, tan inmenso como la Torre Eiffel atrapando las miradas en París; y en el segundo, por el empuje alemán y por considerar que Francia no podrá plantear y manejar un sector trasero de ahogo con tres centrales en una línea de cinco defensas. Su necesidad ofensiva no se lo permite.

Fue la mejor Francia

Vimos ayer a la mejor Francia terminar con lo sorprendente que había sido Islandia, incluyendo su victoria por 2-1 sobre Inglaterra, un equipo considerado de la realeza, pero líder en frustraciones después de 1966, cuando ganó la Copa del Mundo entre una polvareda de discusiones. En 20 minutos, con estocadas de Giroud y Pogba, el equipo francés tenía encarrilado el partido. El equipo Cenicienta había perdido los dos zapatos. 

Cierto, persiguiendo un sueño, Islandia tuvo corazón, aliento y juego, para marcar dos goles y fabricar amenazas claras después de ir al descanso perdiendo 4-0 con el agregado proporcionado por los goles de Payet y Greizmann, y soportar otro dardo de Giroud en respuesta al gol de Sigthorsson. La cuenta se cerró 5-2 con el tanto logrado por Bjarnson. Islandia dejó constancia de su hidalguía, pero Francia fue superior en todo, incluyendo su flaqueante defensa.

Amputada, Alemania es temida

Aun sin Khedira, Gómez y Hummels, y el hecho de enfrentar al local, veo al equipo alemán favorito en la pantalla de mis consideraciones. Frente a la solidez de los germanos, cuyo único gol en contra a lo largo de cinco juegos ha sido el absurdo penal cometido por Boateng y cobrado por Bonucci, Francia tendrá que ir más fondo y con mayor destreza. El equipo de Deschamps no puede jugar como lo hizo Italia y estará expuesto a mayores riesgos.

Gales ha impresionado, no hay duda. Bale es su obelisco, pero ha sido su funcionamiento colectivo lo clave. Es un equipo que sabe lo que hace y deberá fajarse sin Ramsey, uno de sus pilares, baja sensible. Portugal ha sufrido mucho. No ha podido ganar juego en tiempo regular y ese trabón preocupa. Mostró al mejor Cristiano contra Hungría, pero fue salvado de la derrota en aquel 3-3, por un disparo que devolvió el poste. Así que no debería ser tan optimista con Portugal, pero considero que dispone de más factores desequilibrantes con maniobras individuales. Eso sí, es obvio que será un duelazo probablemente a cara descubierta. Lo voy a ver sin almorzar para evitar que mi estómago se incomode.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus