•   Lisboa, Portugal  |
  •  |
  •  |
  • AFP

"¡Estamos en la final!": eufóricos, los hinchas lusos comenzaron a celebrar el miércoles por la noche en la 'fan zone' de la célebre plaza de Comercio de Lisboa el pase de su Selecçao a la final de la Eurocopa, tras la victoria 2-0 sobre Gales en la primera semifinal en Lyon.

Ya desde el pitido final, decenas de miles de aficionados, que seguían el partido en una pantalla gigante en este lugar emblemático de la capital lusa, comenzaron a festejar ruidosamente el triunfo de Cristiano Ronaldo y compañía. Un concierto de bocinas de los coches empezó a escucharse en las calles del centro de Lisboa.

El objetivo de todo el país está claro: sacarse la espina que lleva 12 años clavada, después de que Portugal perdiera en casa la final de la Eurocopa ante Grecia (1-0) en 2004, con un Cristiano Ronaldo con 19 años que terminó llorando en el estadio da Luz de Lisboa.

"¡Llevadnos a la final! Es lo que reclaman once millones de portugueses", había titulado este miércoles el diario deportivo Record. Y los jugadores cumplieron el deseo.

"¡Vamos, Portugal!", no paraban de gritos los aficionados de la Selecçao mientras pasaban los minutos del partido en la Plaza de Comercio y en otros puntos de la ciudad. Otros entonaban "A Portuguesa", el himno nacional, agitando banderas con los colores del país atlántico, rojo y verde.

"Merecimos la victoria. Este año seremos campeones", confió Maria Beatrix Fernandes, una joven aficionada de 14 años.

"Han demostrado una energía enorme, desde el principio. La primera parte fue frustrante, pero valía la pena esperar", analizó Jorge Novo, de 38 años.

Los hinchas se animaban ya con la primera aparición en la pantalla gigante de Cristiano Ronaldo. Sus intentos eran regularmente aplaudidos.

Cristiano Ronaldo terminó abriendo el marcador para Portugal, en el minuto 50, igualando así el récord de goles en la historia global del torneo de Michel Platini (9).

"Cuando saltó para marcar el primer gol vimos por qué es el mejor jugador del mundo", celebró Maria Silva, profesora de 43 años.

Portugal jugará el domingo en la final del Stade de France con el ganador del Francia-Alemania del jueves en Marsella.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus