•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ramiro Blanco y Jimmy Aburto se enfrentaron en septiembre del 2015 con un final no agradable para ambos. El resultado fue un amargo empate, el combate estuvo cargado de mucha entrega y emotividad más que de brillantez boxística, porque en la agonía de los últimos asaltos, sin aire en los pulmones, los dos peleadores tiraron hasta más no poder por llevarse el triunfo.

Nueve meses después, el destino los vuelve a poner cara a cara, pero esta vez con el título Fedecentro (126 libras) de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), en disputa el próximo 15 de julio en la pelea estelar del evento boxístico que monta Búfalo Boxing en Nagarote. ¿Quién favorito? Uno creería que Blanco debe  imponerse por decisión unánime, es un boxeador con más recursos técnicos y variantes para salir airoso si se presentan dificultades. Además, Ramiro expondrá su invicto, hasta ahora nadie le ha podido ganar, presenta 13 triunfos (7 nocauts) y tres empates.

Por su parte, Aburto se ha convertido en un peleador impredecible e inconstante. A pesar de ser joven (24 años), da la sensación que se hizo viejo boxísticamente, perdiendo facultades sin mostrar ninguna evolución en su boxeo. De sus últimos ocho combates, solamente gana dos, empata uno y acumula cinco derrotas. Eso sí, ha enfrentado rivales de nombre como Eusebio Osejo y el panameño Celestino Caballero.

Para Aburto es la oportunidad de brillar, salir del pozo del anonimato, o hundir más su novel carrera que ahora luce nublada, sin señales de ver la luz del día.

El “Piolín” favorito

También disputará el cetro Fedecentro, pero el de 130 libras, David “El Piolín” Morales, quien estará intercambiando metralla con Oscar Amador, originario de La Libertad, Chontales. En el papel, la pelea luce totalmente desbalanceada. Morales es amplio favorito para imponerse por nocaut  contra un rival un poco limitado boxísticamente, ha ganado nueve combates, pierde cinco, y de esos triunfos solamente uno es por nocaut, de manera que ni siquiera se puede esperar un golpe de poder que pueda sorprender al capitalino.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus