•   Marsella, Francia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ha pasado casi un mes y medio de la final de la Liga de Campeones ganada por el Real Madrid al Atlético de Madrid en la tanda de penaltis en Milan y sus dos estrellas, Cristiano Ronaldo y Antoine Griezmann, se enfrentarán el domingo en otra final continental, la de la Eurocopa, con Portugal y Francia.

Ambos han sido los líderes de sus equipos en semifinales, Cristiano con el primer gol en la victoria 2-0 ante Gales y Griezmann con un 'doblete' inolvidable para derribar a la campeona del mundo, Alemania, también por 2-0.

En el partido de San Siro, el ganador del pulso fue Cristiano, que no hizo un buen partido en el césped italiano pero acertó en su lanzamiento de la tanda de penales y pudo levantar la 'Orejona' con sus compañeros, mientras Griezmann vivía la cara más amarga de las finales.

El atacante del Atlético, que en la tanda sí acertó con su tiro, había fallado un penal en el tiempo reglamentario, que hubiera empatado 1-1 antes de que su compañero belga Yannick Carrasco consiguiera esa igualada y forzar la prórroga. Quizás un acierto de Griezmann en ese momento hubiera permitido al Atlético ser campeón de Europa por primera vez en su historia y el goleador 'colchonero' era uno de los más abatidos al final del partido.

Fue entonces cuando Cristiano tuvo un gesto muy comentado en la prensa española: cuando Griezmann, visiblemente afectado, acudía a recoger su medalla de subcampeón pasó al lado de Cristiano, que se acercó a él le tocó la nuca como ánimo y le dijo algo al oído.

Un gesto de líder a líder, cargado de simbolismo.

En el inicio de la temporada, Griezmann había dejado claras sus intenciones: "Trabajo para alcanzar a Messi y a Cristiano Ronaldo".

En esa última Liga de Campeones, CR7 fue el máximo goleador con 16 tantos y Griezmann se quedó con 7. Ambos lograron marcar en momentos claves, el portugués especialmente con un 'triplete' en la vuelta de cuartos de final para el triunfo 3-0 ante el Wolfsburgo que remontó el 2-0 adverso de la ida, mientras que Griezmann firmó los dos tantos para remontar al Barcelona en la vuelta de cuartos (2-0 tras derrota 2-1) y el gol en la derrota 2-1 en Múnich en la vuelta de semifinales, providencial para hacer valer el triunfo 1-0 de la ida.

En esta Eurocopa, los dos han demostrado su efectividad. Griezmann anotó 6 tantos, especialmente decisivos dos de ellos para remontar ante Irlanda (2-1) en los octavos de final y los dos ante los alemanes este jueves, mientras que Cristiano ha logrado tres, todos ellos en momentos clave, dos para evitar la derrota y la eliminación contra Hungría (3-3) en el cierre del grupo F y uno para abrir la victoria de las semifinales ante Gales (2-0).

"Siempre he soñado con ganar un título con la selección portuguesa, espero que haya llegado el momento", se ilusionó CR7 el miércoles.

Inicio con dudas

A los dos les costó arrancar en este torneo.

Griezmann fue invisible en el partido inaugural ante Rumanía (2-1), desatando todo tipo de especulaciones sobre su cansancio físico y mental, hasta el punto de que Didier Deschamps le dejó fuera de su once titular en el segundo partido. Finalmente salió y fue el héroe del partido, marcando de cabeza en el 90 ante Albania cuando el partido iba 0-0 y antes de que su compañero Dimitri Payet sentenciara el 2-0.

Todo cambió a partir de ahí y sus dos tantos en la remontada ante Irlanda lo confirmaron.

"A sufrir ya estoy acostumbrado en el Atlético, esta temporada hemos tenido muchos partidos así", explicó Griezmann después del partido ante los irlandeses en los octavos.

Cristiano Ronaldo empezó recibiendo críticas por no marcar ante Islandia (1-1) y Austria (0-0, fallando un penal), pero los goles ante Hungría le dieron un respiro.

El gol ante Gales en semifinales confirmó que Cristiano está respondiendo en los momentos importantes de esta Eurocopa y le permitió igualar el récord de goles en la historia del torneo, 9, que hasta ahora ostentaba en solitario el francés Michel Platini.

En la final, Cristiano puede superar ya la plusmarca, pero Griezmann busca la revancha y quiere ser esta vez el que dé ánimos al luso tras el subcampeonato.

En recuerdo de lo ocurrió hace no tanto en una noche de mayo en Italia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus