•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La estrella de la NBA Kevin Durant desestimó las críticas por haber dejado al Oklahoma City Thunder para mudarse a los Golden State Warriors, y aseguró que su intención es “ayudar a este equipo a ser mejor”.

Durant llegó a los Warriors mediante un contrato de dos años por valor de 54,3 millones de dólares, luego de 9 temporadas con el OKC.

“Todo lo que puedo controlar es cómo trabajaré todos los días para ayudar a este equipo a ser mejor”, dijo Durant en rueda de prensa. “No puedo preocuparme por el ruido exterior”.

Durant, cuatro veces líder anotador de la NBA y Jugador Más Valioso de 2014, se combinó con el canastero Russell Westbrook para guiar al Thunder a las finales de la Conferencia Oeste en cuatro ocasiones en los últimos seis años, pero nunca ha ganado un título de campeón.

Algunos dicen que su unión a los ‘Guerreros’ es para conseguir la esquiva corona, que ya ganó Golden State en 2015 y estuvo a un juego de ganarla de nuevo esta temporada. “No es una decisión popular, pero puedo vivir con ello”, dijo Durant.

“Vivimos en un mundo de superhéroes del cómic y uno puede ser héroe o villano. Entiendo a los aficionados en Oklahoma City y que todo el mundo esté molesto. Tomé la decisión en base a lo que quería hacer”, apuntó.

“Lamento que se sientan así, pero solo quiero vivir mi vida como yo quiero vivirla. Tengo un corto período de tiempo para jugar al baloncesto y solo quiero disfrutar cada día de ello”, añadió.

Ambiente adecuado

Durant, de 27 años, puede salirse de la agencia libre en julio y optar por otro acuerdo para tomar ventaja del dinero que pagarán las cadenas televisivas, y que impulsará el tope salarial de la NBA a 107 millones de dólares por club.

“Cuando vinieron a verme, todo era real. Eran una gran familia. Simplemente sentí que quería formar parte de eso”, añadió sobre la reunión que mantuvo antes de decidirse con las estrellas de los Warriors, Stephen Curry, Klay Thompson, Andre Iguodala y Draymond Green.

El alero estrella jugará su primer partido en la arena de Golden State el 26 de julio como miembro del equipo olímpico de Estados Unidos, que enfrentará a China en un fogueo rumbo a Río-2016.

Durant, que promedia 27.4 puntos por partido en su carrera, la tercera media más alta de la historia en anotación, reconoció que dejar Oklahoma “fue la decisión más complicada” de su carrera.

Ahora formará un quinteto de ensueño en los Warriors, que tratarán de estar en su tercera final consecutiva y de ganar su segundo título en tres temporadas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus