•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Gregory Polanco ni siquiera había nacido cuando Ken Griffey Jr. debutó en las Grandes Ligas en 1989, pero mientras iba creciendo en su natal Santo Domingo, República Dominicana, el joven jardinero derecho de los Piratas de Pittsburgh no hacía otra cosa que admirar al estelar guardabosque que dentro de poco será exaltado al Salón de la Fama.

Bateador zurdo, como la otrora estrella, Polanco sube actualmente como la espuma, siendo una de las principales figuras de los Bucaneros, pese a su relativa poca experiencia en la Gran Carpa.

Tercero de su equipo en carreras anotadas en el 2015, Polanco fue tan importante para los Piratas que estos tuvieron registro de 54-14 cuando “El Coffee” pisó el plato por lo menos en una oportunidad.

Aparte de sobresalir en varios renglones a la ofensiva, Polanco, usado fundamentalmente en el 2015 como primero en el orden, exhibió tal fuerza en su brazo, que fue segundo de la Liga Nacional en asistencias (13), superado apenas por su propio compañero de equipo y paisano Starling Marte (16).

En el 2016, ha sido utilizado preferentemente como tercero en la alineación del dirigente Clint Hurdle y aunque atraviesa por un momento difícil por molestias en la corva izquierda, se mantiene como el líder impulsador de esta franquicia de Pensylvannia.

“Ha crecido físicamente, ha crecido mentalmente, ha crecido atléticamente”, elogió Hurdle. “Tiene más fuerza ahora y no creo que debido a eso haya sacrificado mucha de su velocidad”.

“Su juego en los jardines está por encima del promedio”, catalogó Hurdle, a su vez un otrora guardabosque derecho en las Grandes Ligas. “Tiene recorridos defensivos limpios y sus disparos son fuertes y más certeros. En las bases es un buen corredor, un legítimo robador”.

Elemento vital

Para Hurdle, que ha tratado de llevar a Polanco con manos de seda, mientras se recupera de su lesión al colocarlo como bateador designado en los Juegos Interligas, ha sido un placer ver el crecimiento como pelotero del joven de 24 años.

“Su bateo ha continuado madurando, te puede derrotar tanto con un sencillo como con el palo grande”, describió el capataz de los Piratas. “Se mide a zurdos dificiles, pero aún así le da fuerte a la bola. Uno disfruta viéndolo crecer. Se va convirtiendo en excelente pelotero”, reconoció.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus