•  |
  •  |
  • Edición Impresa

No importó que el abridor de los Toros de Chontales fuera Erasmo Reyes, el más exitoso de los lanzadores del Germán Pomares. Tampoco tuvo incidencia que la batalla fuera en el campo del adversario. Los Indios del Bóer estremecieron a los Toros de Chontales y los redujeron a espantos silenciados, venciéndolos por súper-nocaut de 19-2 en seis entradas completas. Todavía se escuchan los gritos de piedad que parecen venir del lado Juigalpa.

Toda la pesadilla empezó en el segundo episodio, cuando Erasmo fue golpeado contundentemente por Jordan Pavón, quien con un corredor en las almohadillas se voló la cerca por décima cuarta vez en la temporada, poniendo al Bóer con ventaja de 2-0 desde muy temprano en el juego. Sin embargo, en el cierre del mismo episodio, Sandy Bermúdez estremeció a Braulio Silva con un cañonazo que se extendió más allá de la barda, acercando 2-1 a los Toros.

Tan solo dos entradas más tarde, el abridor chontaleño, el más ganador del certamen, volvió a flaquear y fue atacado con furia. Primero fue Juan Carlos Urbina, quien se tumbó la cerca, ampliando la ventaja capitalina a 3-1, que acto seguido sería elevada a 5-1 por el segundo bambinazo con uno a bordo de Pavón, que llegaba a 15 vuelacercas y 59 carreras impulsadas este año.

  • El equipo capitalino emparejó la serie a un triunfo por bando ante Chontales.

Fue una noche sin luna para Erasmo Reyes, quien tras recibir dos anotaciones más en la quinta entrada, salió del campo dejando el juego perdido 7-1 y dos corredores sobre las bases que luego anotaron por el flaqueo del relevista. En total, al abridor de los Toros tiró 4.1 innings, en los que permitió 10 cañonazos, 9 carreras, tres jonrones y ponchó a seis adversarios.

Se cayó el picheo chontaleño y la ofensiva del Bóer lo aprovechó al máximo, anotando ocho veces en un quinto episodio que para ellos fue de fiesta y para sus rivales de luto amargo. Pero eso no fue todo, pues en el sexto, los Indios arremetieron nuevamente y establecieron el marcador definitivo en 19-2. El ganador fue Roberto Artola (6-3) y el perdedor Erasmo Reyes (12-3).

Dantos, humillados

El equipo de los Dantos, silenciado y reducido a la nada por el picheo fiero de los Indígenas de Matagalpa, no ha podido fabricar ni una sola carrera en los últimos 17 episodios de los 18 que ha jugado contra el conjunto norteño desde el pasado miércoles. Sacándole provecho a ese contexto de inutilidad del bateo capitalino, el actual campeón del Germán Pomares Ordóñez se impuso con marcador de 11-0 en el juego de ayer, poniendo 2-0 la serie a su favor.

La última vez que la ofensiva de la “maquinaria roja” produjo una anotación fue en el primer episodio del primer juego de la serie, el pasado miércoles, por medio de un cuadrangular de Ronald Garth. Luego de eso, no busquen más ataques del combinado de la capital, pues para ellos todo ha sido cero.

No ha pasado lo mismo con la batería de Matagalpa, que ayer fusiló inmisericordemente a los lanzadores rivales. En el tercer episodio, un imparable de Marvin Treminio produjo la primera carrera del encuentro y abrió paso a una ofensiva altamente productiva en la que Ariel Rayo, con décimo tercer doblete de la temporada empujó dos carreras más, poniendo la pizarra 3-0.

Mientras los de Managua eran anulados por Berman Espinoza, los del norte volvieron al ataque en la séptima entrada y anotaron en tres ocasiones, destacándose un incogible remolcador de par de corredores de Jhonny Trewin, que explotó a Roberto España.

En el octavo episodio, hubo otro desborde de furia matagalpina que puso la pizarra 9-0. En esta arremetida sobresale Ariel Rayo con un triple y Fausto Suárez con un doblete. Pero no paró ahí la producción de los Indígenas, pues en la última entrada anotaron en par de ocasiones, estableciendo el definitivo 11-0.

La victoria fue para Berman Espinoza, quien mejoró su balance a 10-4 y su efectividad a 1.81. Además llegó a 99 ponches en la actual edición del torneo. Por su parte, Gustavo Martínez desmejoró a 9-3.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus