•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sin complejos, con fiereza y determinación, el equipo representativo de Masaya alcanzó la gloria tras vencer 8-3 a Rivas en la final del XXXV Campeonato de Beisbol Juvenil A, celebrado en el Estadio Pedro Selva, en el municipio de Jinotepe, Carazo, en un duelo emocionante de principio a fin, a la medida de las circunstancias.El bateo de Masaya respondió en el momento oportuno.

Ambos elencos saltaron al campo dispuestos a quemar toda la pólvora de la que disponían. En el propio primer acto, la ofensiva sureña atacó al abridor Bismarck Pavón y anotó su primera carrera.

En la baja del segundo amplió la ventaja 2-0, respaldando la labor monticular de su pícher abridor Bryan Villarreal, quien retiró a los seis primeros bateadores sin complicaciones.  

En vez de lamentarse, los masayas reaccionaron en la tercera entrada con par de anotaciones para emparejar la pizarra, aprovechando, además, un par de errores de la defensiva, que les permitió tomar un respiro.

Con el juego nivelado, el lanzador de Masaya acusó del bajón anímico del equipo rival y enderezó sus ejecuciones para pintar su primer cero.

El equipo de la Ciudad de las Flores continuó con la reacción y por primera vez se adelantó en el cuarto episodio tras anotar una carrera, cuya ventaja no tardó mucho, luego que los sureños volvieron a igualar con otra anotación en la baja del mismo inning estableciendo un parcial 3-3.

Liquidan

En la quinta entrada, Masaya montó un operativo de tres carreras, tomando una ventaja importante y a la postre lapidaria. Dos de las tres anotaciones cargaron en la cuenta de Villarreal, quien cedió la pelota al relevista Jonathan Romero, sin outs en el marcador. Este fue un episodio de pesadilla para los jovencitos rivenses, que cometieron par de errores, permitiendo que su rival le anotara por primera vez a Romero.

Con la asignatura de mantener la ventaja, Masaya mandó a la lomita al relevista David López, en el cierre del quinto, en lugar de Pavón, quien acabó el certamen con 15.2 innings lanzados, siendo el que más acción tuvo en ese departamento. El cambio de brazo fue positivo, considerando que López retiró sin problemas los nueve outs restantes, mientras sus compañeros ponían la cereza en el pastel con dos carreras en el sexto episodio para el 8-3 definitivo.

El abridor de Masaya Bismarck Pavón se apuntó el triunfo, en labor de 4.0 innings, en los que aceptó 4 hits, 3 carreras, 2 limpias y propinó 3 ponches. Finalizó David López, en relevo de 3 entradas, de 2 imparables y un ponche. Por Rivas cargó con el revés Bryan Villarreal, quien permitió 5 carreras, en 4 entradas.

A la ofensiva lucieron Luis Román, al irse de 3-2 (fue tercero en average con .667), con par de anotadas, José Garay, Martín Vado y el propio abridor Pavón; de 4-1, los tres pisaron el home en una ocasión. Por los sueños, Carlos Lacayo de 4-1, Diego López de 4-2, Mariano Bermúdez y Berman Balmaceda de 3-1.

Managua en el podio

Antes de que Masaya y Rivas definieran al monarca, los equipos de Managua y Triángulo Minero se enfrentaron por el tercer lugar del podio. El equipo del Atlántico Norte se adelantó en la baja del primer inning 1-0, mientras el abridor Marlon García imponía su dominio monticular en tres episodios. Sin embargo, los capitalinos reaccionaron en la alta del quinto y produjeron cinco anotaciones, cuatro de las cuales fueron ante García y otra a cuenta del relevista Yasmir Chávez.

En la otra acera, el espigado Léster Medrano tuvo una actuación soberbia de 4.2 entradas, reduciendo a la ofensiva rival a 5 hits, aceptando dos carreras y ponchando a siete, apuntándose la victoria, en un desafío que terminó 5-3.      

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus