•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El británico Lewis Hamilton (Mercedes), que salió desde la pole, se impuso ayer en el Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, en el circuito de Silverstone, por delante de su compañero Nico Rosberg y de Max Verstappen (Red Bull).

En la clasificación del campeonato del mundo Hamilton se colocó a un punto de Rosberg, aún líder, luego que el alemán fuese sancionado por unas conversaciones de radio con su equipo al final de la carrera, cuando sufrió problemas en su caja de velocidades.

“Era un problema crítico, así que solo me dijeron lo que había que hacer”, explicó Rosberg sin parecer preocupado por la decisión de los jueces. Después de la conferencia de prensa de los tres primeros se encaminó a la reunión de la dirección de la carrera para ofrecer su versión de los hechos.

Esta es la 47ª victoria de Hamilton en F1, cuatro de ellas esta temporada, cuatro en Silverstone, las tres últimas de forma consecutiva desde 2014 en el templo inglés de la velocidad. Para las Flechas Plateadas es el tercer doblete en las diez carreras que se han disputado esta temporada, aunque Rosberg sigue superando a Hamilton en número de victorias (5 contra 4). El ecuador de la temporada se superará en dos semanas en Hungría.

“Me siento muy honrado de ganar aquí, delante de este fantástico público”, dijo Hamilton, interrogado en el podio por Mark Webber, expiloto de Red Bull. Rosberg, resignado, alabó el “buen trabajo” de Hamilton y explicó que “no podía hacerlo mejor hoy”. 

Ejecución perfecta 

El triple campeón del mundo inglés realizó una carrera impecable, sin contar el volantazo que tuvo que dar en la curva 1 (Abbey), donde también tuvieron problemas sus principales rivales. Su victoria llegó entre miles de banderas del Reino Unido, desplegadas por los más de 100,000 espectadores que presenciaron la carrera in situ.

La carrera no se lanzó hasta la sexta vuelta después de una salida detrás del coche de seguridad debido a la lluvia que anegó la pista tras una intensa tormenta poco antes del inicio de la competencia.

Cuando se retiró el coche de seguridad la mitad de los monoplazas entraron a boxes para cambiar a neumáticos intermedios, pero los Mercedes y los Red Bull esperaron una o dos vueltas más y conservaron sus puestos de privilegio después de su cambio de neumáticos, cuando la pista comenzaba a secarse.

Los Ferrari debieron contentarse con la 5ª posición de Kimi Raikkonen y la 9ª de Sebastian Vettel después de ser superados, una vez más, por los Red Bull con motor Renault/TAG-Heuer de Verstappen y Daniel Ricciardo, que terminó a pies del podio, y no llegó a ver su posición amenazada por Raikkonen.

El mexicano Sergio Pérez (Force India) fue sexto, mientras que su compatriota Esteban Gutiérrez (Haas) finalizó en 16ª posición.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus