•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sobrepasado por los acontecimientos y entendiendo que su reacción ha llegado más tarde de lo esperado, el FC Barcelona ha decidido dar un paso al frente y trasladar a Leo Messi una oferta de renovación ‘a la carta’. Quiere esto decir que el club, la directiva de Josep Maria Bartomeu, pretende ofrecer al astro argentino una prolongación de contrato de dos años más allá de los que le quedan y, a partir de ahí, estudiar una fórmula para unir su relación hasta su retirada, dejando en manos de Leo la duración de la misma.

La campaña iniciada por la junta azulgrana, que defiende la buena voluntad de la misma y rechaza que sea considerada un apoyo sumiso, es un paso más en la táctica del Barcelona por recuperar la confianza de Messi y su familia, más deteriorada de lo que pudieran sospechar desde que el jugador fue condenado.

Messi, preocupado solamente por jugar al futbol desde que llegó a Barcelona siendo un niño, ha despertado abruptamente a la realidad en cuanto los errores o trampas fiscales de asesores en los que puso su confianza, pues le han colocado en un escenario nunca sospechado y si hay algo que no perdona, o al menos no olvida, es lo solo que se ha sentido durante todo este proceso, en que el apoyo del club no se ha hecho visible hasta el último momento.

¿Tarde y mal? El club, ahora, pretende recuperar con urgencia la mejor sintonía con el futbolista e independientemente de todas las campañas ‘morales’ que pueda llevar a cabo trabaja en dos escenarios paralelos: por un lado los servicios jurídicos del Barsa se han puesto a las órdenes de la familia Messi y de Enrique Bacigalupo, su abogado, en la preparación de la apelación que presentarán ante el Tribunal Supremo.

Por otro, se le ha dado a conocer el deseo de fortalecer los lazos entre ambas partes con la renovación de su contrato.

Presente 

El contrato de Leo con el Barcelona, modificado por última vez en el año 2013, meses antes de la llegada de Neymar al Camp Nou, acaba en junio de 2018 y tiene una complicada escala salarial según la cual en sus dos últimos años su sueldo se eleva más allá de los 25 millones de euros (aunque algunas fuentes llegaron a afirmar que se acercaba a los 40).

De hecho, los planes del Barsa respecto a Messi no son nuevos, aunque los últimos acontecimientos han provocado cambios de estrategia.

Sea como fuere, entrando en las dos últimas temporadas de contrato, desde el club hace meses que se tenía previsto empezar a negociar su prolongación, circunstancia que con todo lo sucedido judicialmente en los últimos meses ha provocado un cambio de planes.

Futuro 

El punto diferenciador, la novedad principal, se entiende en la intención del Barcelona de que este contrato que acabaría en 2020, cuando Messi acabe de cumplir 33 años, se prolongue automáticamente y pase a convertirse, de alguna manera, en un contrato ‘indefinido’, teniendo el propio Leo la potestad de concluirlo.

Obviamente las cantidades que se tratarían a partir de ahí no serían las mismas que en la actualidad, pero el fondo del asunto para la directiva azulgrana pasa por demostrar al crack el absoluto apoyo y confianza que en él se tiene. Personas muy cercanas a Messi mantienen que el Barcelona no actuó de la forma esperada y no le apoyaron de la forma conveniente… O como sí hizo con Neymar.

  • 2 años  faltan para que el astro del Barcelona termine su contrato con el conjunto culé.
Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus