•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¿De dónde salió esta nueva versión de Jimmy Aburto, combinando incesantemente y con un tanque de oxígeno de capacidad eterna? Decía Aburto previo a su enfrentamiento del viernes con Ramiro Blanco, que había adquirido unas de las mejores condiciones de su carrera y vaya que sí lo demostró. Los jueces le castigaron, perdió por decisión dividida, un combate que debió ganar porque fue mínimamente superior.

De repente, los jueces suelen ser injustos, pero más lo fue el tercer hombre del ring, Alberto Méndez, quien le quitó el triunfo a un Aburto resucitado, con más hambre, resistente como una roca, ejecutando constantemente su recital de ganchos y manejando de forma inteligente su jab y recto de izquierda. 

Precisamente en el segundo asalto, un jab de izquierda cargado con potencia tomó mal parado a Blanco que se fue a la lona. Pero el momento clave se dio en el séptimo round, con Aburto metido entre las cuerdas, intercambiando metralla, hizo un giro para salir de las sogas y se resbaló accidentalmente sin recibir golpes. Méndez decretó la caída, un round que básicamente decidió el pleito por lo ajustada de una de las tarjetas.

Revancha necesaria 

Hiram Muñiz vio ganar a Jimmy con puntuación de 85-84, César Berríos le dio el triunfo a Ramiro Blanco  por 87-82.5 (¿Qué pelea vio con 5 puntos de ventaja?) y Augusto Rojas definió el combate a favor de Blanco con una tarjeta de 86.5-85. La caída que le dio dos puntos a Ramiro terminó siendo crucial, a favor del nuevo campeón Fedecentro de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). 

Aburto no merecía perder, al menos un empate era lo mínimo que debía llevarse a su favor. Una revancha sería estupenda, si se toma en cuenta el gran espectáculo que vivió el público de la cancha municipal de Nagarote, donde Búfalo Boxing, de Rosendo Álvarez y su esposa Ruth Rodríguez, montó un gran espectáculo, con combates electrizantes.

  • 13 triunfos (7 nocauts) y tres empates es la marca de Ramiro Blanco.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus