•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El púgil estadounidense Deontay Wilder retuvo la corona de peso pesado, versión Consejo Mundial de Boxeo (CMB), y se mantiene invicto al vencer a su compatriota Chris Arreola por la vía del fuera de combate técnico en el octavo asalto.

La pelea disputada en la Legacy Arena de Birmingham (Alabama), ante 11,974 aficionados, mostró a Wilder como el dominador, que siempre impuso su mejor boxeo y poder de la pegada, que le dieron amplía superioridad al mandar a la lona a su rival en el cuarto asalto.

Después de haberlo derribado y de que Arreola recibió la cuenta de protección, Wilder siguió con el castigo hasta que sonó la campaña que daba por concluido el asalto.

El poderoso ataque al cuerpo y a la cabeza provocó una fractura en la mano derecha de Wilder, que a partir del quinto asalto tuvo que pelear solamente con la mano izquierda.

Sin embargo, no dejó de propinar fuerte castigo durante los siguientes asaltos y al concluir el octavo, el equipo de Arreola decidió poner fin a la pelea.

TIRAN LA TOALLA

Los tres jueces encargados de la pelea también tenían como ganador a Wilder con puntuaciones de 80-71, 80-71 y 79-72.

Al término del combate Wilder reconoció que sí tenía fractura en la mano y torcedura en el bíceps derecho. “Nada de esas lesiones me iban a impedir que consiguiese la victoria y mantuviese mi carrera sin derrota”, declaró Wilder al concluir la pelea.

El campeón mundial deja su marca en 37-0, con 36 triunfos conseguidos por la vía del nocaut, mientras que Arreola, de origen latino, lo puso en 36-5-1, con 31 victorias logradas por la vía rápida. Arreola, que ha disputado tres combates por el título mundial, ha perdido los tres y todos por la vía del nocaut.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus