•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Apenas tienen 12 y 10 años y ya han estremecido el surf nacional a base de talento y determinación. ¿Se imaginan que harán con el paso del tiempo, mejorando su técnica y adquiriendo más experiencia? Probablemente se conviertan en las surfistas a vencer tanto a nivel nacional e internacional. Ellas son las hermanas Valentina y Candelaria Resano, ambas dueñas de grandes proyecciones en cuanto a su carrera en el surfismo.

La mayor de ellas, Valentina, se adueñó el pasado lunes del primer lugar de la categoría femenina en el Claro Latin Pro Nicaragua Surfing Classic, exhibiendo una variedad de recursos y maniobras impresionantes sobre las olas. Por su parte, Candelaria se quedó con el tercer puesto. Las dos están construyendo una carrera sólida y de mucho prestigio, catapultándose en cada torneo hacia los máximos niveles de este deporte que empieza a tener mucho auge en el país.

Desde muy temprano

Tan solo habían cumplido un año de haber llegado al mundo, cuando ambas fueron lanzadas a las aguas de Playa Popoyo, lugar que desde entonces se convirtió en su segundo hogar. Tras su primera experiencia dentro del mar, las hermanas Resano se enamoraron de las olas y más tarde decidieron retarlas y dominarlas. Hasta ahora han tenido éxitos, y todo indica que su travesía por este deporte será toda una marcha triunfal.

Claro, ellas están conscientes que para llegar a la cima deben hacer cierto sacrificio y están dispuestas a hacerlo, lo han demostrado. Cada día entrenan aproximadamente tres horas, siempre en busca de perfeccionar sus técnicas y estar listas para cuando sea necesario demostrar el repertorio de sus habilidades, mismas que las han situado en los primero puestos del ranking nacional, superando a surfistas mayores que ellas en edad.

Amor por Nicaragua

El talento de las hermanas Resano, hijas de padre argentino (Manuel Resano) y madre española (Berry del Caso), era tan evidente que pronto trascendió fronteras y provocó la admiración de federaciones internacionales de surf como la de Costa Rica, que les propuso formar parte de sus competidores, pero ellas, enamoradas y agradecidas con el país que las ha visto crecer, se negaron y decidieron dominar las olas en representación de Nicaragua. No hay forma de negarlo, han puesto en alto el nombre del país.

Ellas no se han negado nunca a la oportunidad de representar los colores azul y blanco de la bandera nacional en los torneos para los cuales son convocadas. Al contrario, pensando en enaltecer a la nación de lagos y volcanes se entregan al máximo en la construcción de cada victoria y se muestran dispuestas a cargar la responsabilidad de competir por Nicaragua, esforzándose sin límites para no defraudar a su tierra.

Triunfadoras

Revisar los registros de Valentina y Candelaria es como registrar un historial de victorias, entre las cuales destaca el primer lugar conseguido por la mayor de las dos hermanas en la categoría sub 16 femenino del Campeonato Centroamericano de Surf que se realizó en Playa Madera, Rivas, el año pasado. En dicha competencia, Candelaria se quedó con el cuarto lugar.

También en el 2015, Valentina se fajó con los mejores surfistas en el Mundial de Surf que se realizó en Playa Popoyo. Ella fue la nicaragüense que más lejos llegó en la competición, y aunque no clasificó a las instancias finales de la competición, dejó una impresión extraordinaria que confirmó nuevamente el lunes dominando la categoría femenina en un torneo de alcance internacional. Todo ello con apenas 12 y 10 años. ¿Se imaginan que harán con el paso del tiempo, mejorando su técnica y adquiriendo más experiencia? Seguramente llegarán lejos, sobre todo por su talento y determinación. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus