•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Joaquín Caparrós, José Antonio Camacho y José Miguel González “Míchel”, nombres que sonaron como sustitutos de Vicente del Bosque al frente de la selección española de futbol, cedieron finalmente ante Julen Lopetegui, un técnico con experiencia en las categorías inferiores y deseado por los principales protagonistas: los futbolistas.

El ciclo de Vicente del Bosque, cerrado definitivamente tras la Eurocopa después de la derrota de España ante Italia en los octavos de final, queda definitivamente olvidado con la contratación de Julen Lopetegui 24 días después de aquel doloroso 2-0 en el Estadio de Francia.

Ese es el tiempo que ha tardado la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) en anunciar el nombre del dueño de un banquillo que ha tenido muchos candidatos, y que finalmente será ocupado por el más joven de todos. Lopetegui, de 49 años, ha dado el salto más importante de toda su carrera superando a Míchel (53), Caparrós (60) y Camacho (61).

Precisamente, desde la llegada de Camacho a la selección en 1998 con 48 años, España no había contado con un entrenador con tan poca edad. Los siguientes nombres en el cargo, Iñaki Sáez, Luis Aragonés y el propio Vicente del Bosque, aportaron más veteranía desde el principio y, los dos últimos, dieron títulos y triunfos nunca vistos hasta su llegada.

Lopetegui, como Aragonés y Del Bosque, conoce perfectamente las sensaciones que tiene un futbolista, porque ejerció como tal. Como ellos, tuvo una larga carrera, con algunos altibajos, pero que sirvió para forjar unos conocimientos que después le servirían para su trabajo en los banquillos.

Entre escombros 

La llamada de la RFEF fue irrechazable y durante cuatro años, hasta su marcha al Oporto en 2014, hizo un buen trabajo y ganó 2 campeonatos de Europa sub-19 y uno sub-21. A lo largo de ese tiempo tuvo a sus órdenes a jugadores como Gerard Deulofeu, Jesé Rodríguez, Isco Alarcón, Denis Suárez, Paco Alcácer o Álvaro Morata.

En Portugal no pudo con la presión mediática y social, y fue destituido después de dirigir al equipo entre mayo de 2014 y enero de 2016. Durante una temporada y media no pudo ganar ningún título para los Dragones y la presión social y mediática pudo con un club, que al final decidió prescindir de sus servicios. En septiembre, con Lopetegui al mando, España iniciará la clasificación para el Mundial de Rusia con una cara nueva que en realidad es un viejo conocido para muchos miembros de la selección española. La filosofía implantada por Luis Aragonés parece tener continuidad con el beneplácito de los principales actores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus