•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por un largo tiempo Ricardo “Matador” Mayorga fue motivo de alegría para los nicaragüenses, consagrándose como monarca mundial de boxeo en dos divisiones, gracias a su fuerte pegada, que contrastaba con su limitada técnica. El par de triunfos sobre Vernon Forrest, uno para arrebatarle el título welter de la Asociación Mundial de Boxeo  (AMB) y otro para ratificar su superioridad, nos llenaron de orgullo.Rosendo pide que cesen los ataques.

Trece años después desde la primera ocasión que se colgó un cinturón de campeón mundial, Mayorga atraviesa por momentos difíciles, que injustificadamente fueron propiciados por su estilo de vida desordenado, algo que ha sucedido con otros deportistas de varias disciplinas.

Lastimosamente para muchos es motivo de burla, aquellos de memoria selectiva que olvidan al Mayorga triunfador.

Su pecado, ser una figura pública. Esta semana circuló en las redes sociales una imagen de Ricardo Mayorga recostado sobre un poste de hierro a la orilla de una acera, aparentemente en estado de ebriedad y de inmediato surgieron una cantidad de réplicas convertidas en “memes”, desprestigiando al excampeón nicaragüense.

El 19 de julio, durante el acto presidencial en celebración de un aniversario más del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, corrió por las redes una foto del “Matador” Mayorga entre la multitud que se aglomeró en la Plaza de la Fe y provocó el mismo efecto que la imagen anterior.

Ante el alud de críticas y burlas hacia Mayorga, el otrora monarca mundial, Rosendo Álvarez, promotor de la empresa Búfalo Boxing, se pronunció en contra de los ataques que realizan los usuarios de las redes sociales hacia el “Matador”, llamando al respeto hacia nuestros similares y reflexionando sobre lo difícil que es para un deportista lidiar con la presión de los fanáticos.

“Muchas personas han tomado la imagen de esta fotografía (Mayorga), para criticar y señalar a Ricardo Mayorga, otras para expresar lástima por el que fue un Gran Campeón de boxeo, generador de espectáculos y de opiniones. Les recuerdo a los que se expresan con odio y por ideología política, que el mundo gira y cualquiera de nosotros podría caer muy bajo sin darnos cuenta, contaminado por las drogas y el alcohol”, escribió Álvarez en su cuenta de la red social Facebook.

“Mas tarde te sentirás muy triste cuando te traten de la misma manera que trataste a tu prójimo. Por favor no colaboremos en la destrucción de la vida de un hombre que fue gloria deportiva de nuestro país. Él (Mayorga) está atrapado en las redes del vicio y más bien necesita ayuda urgente de los voluntarios que desean ayudar”, expuso.

El “Búfalo” Álvarez cerró pidiendo que “no juzgues para que no seas juzgado. Dios ama a todo el mundo él es amor y perdona al peor de los pecadores”. La reflexión de Rosendo es la de alguien que atravesó por problemas similares y que logró resurgir y darle un nuevo rumbo a su vida. Para su fortuna, cuenta con el apoyo de su esposa Ruth Roa, pilar en su vida y de su pequeño Rosendo Enmanuel. Obviamente puso de su parte para superar las barreras y ahora es ejemplo digno de superación. 

Ricardo Mayorga ha estado involucrado en una serie de escándalos deportivos y extradeportivos que han opacado su imagen. Su actitud jactanciosa y escandalosa para promocionar sus combates colaboró en gran medida a que los fanáticos desvirtuaran sus actuaciones. Sin embargo, Mayorga es un ser humano con problemas que necesita asistencia para mejorar su estilo de vida e independientemente de cómo sea visto, nadie podrá borrar su legado como campeón mundial y gloria del deporte nacional.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus