•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de atravesar un momento imperial de 12 partidos seguidos pegando hit, en el que ningún pícher se le escapaba a sus conexiones, Cheslor Cuthbert ha tenido un leve descenso de su explosividad, pero al menos está batallando por no irse en blanco, peleando en cada turno, intentando conectar hit. 

Anoche se fue de 4-1 contra Los Angelinos de Los Ángeles, que ganaron cómodamente el desafío con score de 13-0 a Kansas. Tan mal día tuvieron los Reales ofensivamente, que solamente pudieron conectar tres imparables, uno de ellos fue el del costeño. Todo lo contrario mostraron Los Angelinos, que se destaparon con 22 imparables en una noche de incesantes batazos ante el frágil picheo de Kansas.

La expectativa de ver a Cheslor contra el otro nica, Juan Carlos Ramírez, desafortunadamente no pudo ser saciada por segunda noche consecutiva. Cuthbert y Juan Carlos tuvieron la oportunidad de compartir un momento ameno tras el primer juego de la serie, el lunes, día en el que cenaron y se les vio muy contentos, pero aún está pendiente el duelo entre ellos. Quizás hoy, en el tercer desafío de la serie, finalmente coincidan.

Te interesa: J.C. y Cuthbert buscan el éxito

El único hit

Cheslor nuevamente saltó al terreno como antesalista y segundo bate en el orden ofensivo, tomando su primer turno en el primer episodio, en el que el pistolero Tyler Skaggs dominó al nica por la vía del ponche, con 4 lanzamientos.

En el tercer episodio, Cheslor apareció en el cajón de bateo y ligó sencillo al jardín izquierdo. Falló en el sexto con un roletazo fácil por el campo corto y en su último turno, cuando el partido estaba sentenciado en la novena entrada, fue dominado nuevamente con un rodado por el short stop. Cuthbert dejó su promedio en .296. Esta noche, a partir de las 6:15, arrancará el tercer juego de la serie.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus