•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras disputaba la Copa de boxeo 118 libras, organizada por su promotora Pinolero Boxing, a Dixon Flores (13-4-2, 4 nocauts) le tocaron la puerta desde el extranjero, la abrió y le ofrecieron una oportunidad de pelear en el extranjero. Obviamente no la podía desaprovechar, de manera que el próximo 13 agosto enfrentará al mexicano Juan “Churrito” Hernández (32-2, 23 nocauts) en Veracruz.

Dixon, quien solamente ha tenido dos peleas internacionales (dos descalabros), la última fue por título del mundo, sucumbiendo ante el azteca Carlos Cuadras. Obviamente el chontaleño fue escogido como carnada para que el mexicano siga sumando victorias y se acerca a un chance por una corona. Al parecer, Hernández está haciendo carrera en 115 libras, en su momento se mencionó de que podía ser rival de Román “Chocolatito” González, sin embargo, el equipo de trabajo del tricampeón, lo descartó.

Mucha experiencia

Hernández al igual que el nica ya peleó por título mundial. Fue el 10 de agosto del 2011, fecha en que sucumbió ante el japonés Kazuto Ioka, monarca 105 libras del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), en aquel momento. Esa fue la única oportunidad para Hernández que desde esa derrota contra Ioka, acumula 14 victorias consecutivas, una contra el excampeón mundial Jesús Silvestre. 

El favorito es el azteca y por amplio margen. Dixon viajará a Veracruz con la esperanza de conquistar un milagro, rogando al cielo como peregrino. Ciertamente el nica tiene poco qué perder y mucho qué ganar. Si cae, no pasará nada, sería una derrota escrita en el libreto, pero de triunfar le abriría las puertas a una pelea más importante. La posibilidad es remota, sin embargo, nunca hay que descartar lo imprevisto, menos en el boxeo.

En sus últimas 4 peleas, Dixon acumula dos victorias y dos derrotas. Sus éxitos son ante José “El Danto” Pérez y Marlon Prado. Las derrotas fueron contra el inglés Khalid Yafai y el rival de Román González, Carlos Cuadras.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus