•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Erasmo Ramírez dominó a Cheslor Cuthbert, lanzó dos entradas perfectas ante los Reales de Kansas City y tuvo la victoria en sus manos, pero un mal relevo de Xavier Cedeño se la arrebató.

El lanzador rivense lució dominante e indescifrable, eliminando a cuanto bateador enfrentó, incluido Cuthbert, pero esta vez la perfección no fue sinónimo de triunfo y quedó sin desición. Sin embargo, mejoró su efectividad a 3.84 y confirmó la mejoría que ha venido mostrando. Por su parte, Cheslor bateó de 4-1 y dejó su promedio ofensivo en .298, en la victoria por 3-2 de los Reales  sobre Tampa. 

Cuthbert fue el segundo de Kansas en enfrentar a Matt  Andriese, abridor de Tampa, ante el cual bateaba de 5-0 hasta antes de ayer. Tal racha negativa continuó luego de que el encendido antesalista fracasara nuevamente en su intento por descifrar al derecho carabinero y fuera doblegado en elevado al jardín derecho. En esta primera entrada, Kansas se adelantó 1-0 producto de imparable remolcador de Eric Hosmer.

Con dos out en la pizarra, Cuthbert volvió al cajón de bateo en el tercer episodio, decidido a sacarle provecho a una oportunidad más y por fin acabar con el dominio que sobre él tenía Andriese. El primer lanzamiento fue una bola rápida de cuatro costuras que se movió a más de 90 millas por hora (mph) y que el juez cantó strike. Luego, el abridor de Tampa  retó al pinolero con un slider  y este le contestó con un imparable que le permitió situarse en los .300 puntos de promedio.

Erasmo, autoritario

En el quinto episodio, con el juego aún 1-0, Erasmo Ramírez subió a la colina en sustitución de Andriese. Fue un relevo perfecto, autoritario y soberbio el del lanzador rivense, quien maniató a la ofensiva de los Reales y pronto se adueñó del juego. Al primero que enfrentó, Alex Gordon, lo dominó en rola al pícher, para luego doblegar por la vía del ponche a Paulo Orlando y a Raúl Mondesí.

En el cierre, la ofensiva de Tampa Bay despertó, y aprovechando una base por bolas y dos imparables cambió el marcador a 2-1, permitiéndole a Erasmo soñar con su octava victoria de la campaña. Entusiasmado, el rivense volvió al montículo en el sexto inning  y rápidamente ponchó a Alcides Escobar, luciendo agigantado para su esperado enfrentamiento contra Cuthbert, a quien con cuenta de 0-2 doblegó en un batazo inofensivo a sus propias manos. Luego se deshizo de Lorenzo Cain sin mayores complicaciones, culminando de esa manera un trabajo de dos entradas perfectas, en las que ponchó a tres bateadores y mejoró su efectividad a 3.84.

Sin embargo, tan admirable labor monticular y dejar ganado el encuentro no fue suficiente para que consiguiera su octava victoria, pues en la parte alta del séptimo, el relevista Xavier Cedeño tiró al cesto de la basura su trabajo, al permitir que por medio de imparable de Eric Hosmer y cuadrangular de Salvador Pérez, los Reales le dieran vuelta a la pizarra y se adelantaran 3-2, dejando sin decisión al pinolero. 

Fue una lástima, la suerte le dio la espalda a Erasmo, quien dejó en evidencia que está listo para asumir el puesto de abridor. No ganó el juego, pero sí la confianza de la dirigencia de su equipo.

Aun sin el triunfo, fue una gran actuación la del rivense, que al final del encuentro vio a su compatriota ser dominado en un roletazo para doble play.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus