•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Real Estelí ha perdido su condición de anónimo a nivel internacional. Los clubes a los que se mide en Liga de Campeones de la Concacaf meditan seriamente cómo encararlo, Saprissa, Tigres de la UANL y Sporting Kansas City dan fe de ello. Los norteños no muestran el esqueleto, como hace un par de años, sino una estructura sólida de futbol mejorado, en un torneo que reúne a los equipos más fuertes de la región.

La “Máquina Rojiblanca” saltará está tarde (6:00 p.m.) al campo del estadio Toyota, en Texas, para enfrentar al local FC Dallas, en el primer duelo del grupo H, que completa el Suchitepéquez de Guatemala. Contra el gran favorito de su zona, los norteños deberán demostrar cuánto han mejorado desde la última vez que participaron en este certamen, ahora con un grupo compacto, con piezas que nos motivan a creer en un resultado positivo.    

Al margen de la pausa del año pasado, temporada en la que fueron desplazados por el Walter Ferretti, los estelianos hicieron los ajustes necesarios para hacer funcionar de la mejor manera al “Tren”. Mostrando su categoría, el Real Estelí reforzó sus líneas con la base de la selección nacional de Nicaragua y, sin prisa, recuperó el trono del balompié pinolero, para volver más fuerte que antes a la Concachampions, en la que compite por sexta ocasión. 

¿Podrá contra el líder de la Conferencia Oeste de la Major League Soccer (MLS)? Nos preguntamos. Las apuestas favorecen ampliamente al equipo estadounidense, y no es para menos. Sin embargo, el “Tren del Norte” buscará en el laberinto de probabilidades una opción de la cual sujetarse y dar el golpe. Sin presión alguna, aún conscientes que la localía juega un importante papel, los norteños invadirán campo rival con el objetivo de bofetear los malos augurios en su contra y lograr un triunfo que rentabilice el esfuerzo mayúsculo de la directiva y cuerpo técnico por conformar un grupo altamente competitivo.

Los elementos

¿Quién se atreve a negar que el Real Estelí es el club más compacto de Nicaragua? Dirán algunos, ¿qué me hace creer que pueda brillar internacionalmente? La respuesta conjuga sentido común y tecnicismo futbolístico. Actualmente somos testigos de la mejor faceta de la selección azul y blanco en la historia —números en mano—, haciendo alarde de un crecimiento considerable, dándose a respetar con las selecciones más fuertes de la región centroamericana y cómo obviar aquel triunfo 3-2 sobre Jamaica en Kingston.

De ese grupo que conformó al equipo nacional de Nicaragua, al menos una docena de jugadores pertenece al Real Estelí. Considerando que la mayoría han jugado juntos tanto en selección como en el club norteño, lo menos que podemos esperar es un equipo compacto, conectado tácticamente, con el valor agregado que le dan los extranjeros. El técnico Otoniel Olivas debe sentirse aliviado a la hora de escoger a su once inicial, sabiendo que tiene elementos suficientes de donde escoger.

El estratega norteño sabe que el rival de esta noche tiene las credenciales suficientes para ser visto como amplio favorito, en el papel y en la práctica ha demostrado ser un duro hueso de roer. No obstante, Olivas centra su mirada en sus “kamikazes” Jason Casco, Josué Quijano, Manuel Rosas, Luis Fernando Copete, Francisco Paz, Jonathan Mosquera, Elmer Mejía, Franklin López, Luis Manuel Galeano, Maycon Santana, Marlon López, Elvis Pinel y compañía. ¿Podía pedir más Estelí? Quien se queje que levante la mano.

La tenencia del balón será un factor clave, Olivas anticipó que no cederá la iniciativa, lo cual parece una apuesta riesgosa, pero a la medida de un equipo que piensa en ganar. Tan importante como tener el esférico será crear opciones de gol y concretarlas. La asignatura recae sobre Galeano, Santana, Pinel y Wilson, referentes en el ataque, aunque obviamente dependiendo de las circunstancias, a balones parados por ejemplo, podrían aparecer otros protagonistas. 

Qué esperar de Dallas

La MLS se distingue, entre otras cosas, por su impulso mediático, gracias a que los clubes han contratado a jugadores de renombre, cuyas carreras están en declive, pero que aún saben cómo brindar espectáculo. El New York City, por ejemplo, contrató a dos legendarios como Frank Lampard y David Villa, y no han quedado a deber.

El FC Dallas se ha quedado al margen de esa campaña mediática y prefirió fichar a jugadores jóvenes, con proyecciones a corto plazo. El proyecto viene rindiendo frutos, gracias al eficaz trabajo de futbolistas como los argentinos Maximiliano Urruti, un atacante veloz y desequilibrante, y Mauro Díaz, ambos con importe cuota goleadora esta campaña. 

Otros, como Michael Barrios, le aportan al ataque aire fresco cuando es necesario hacer recambios. Fabián Castillo, Kellyn Acosta y compañía lideran el equipo de los “Toros”, que marcha líder con 44 puntos, producto de 13 victorias, 5 empates y 6 reveses. En casa, los texanos se han hecho respetar, manteniéndose invictos con 9-0-3, récord que esperan mejorar contra el Real Estelí.

Si el ataque llama a mantener los ojos bien abiertos ante cualquier opción de peligro y reduce el margen de error, la zaga del FC Dallas no es la excepción. El hondureño Maynor Figueroa pertenece al muro defensivo y lo acompañan Aubrey David, Aaron Guillén, Atiba Harris, Moisés Hernández, Norberto Paparatto, Zach Loyd y Walker Zimmerman, todos de gran nivel. 

Lo dicho, al “Tren del Norte” no le pertenece la etiqueta de favorito, pero tiene los elementos para buscar un resultado positivo, que se puede traducir incluso en un empate. Estelí le mostrará el manto rojiblanco a los “Toros Texanos”, con la esperanza en poder asestarles una estocada lapidaria y evitar una embestida. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus