•  |
  •  |
  • Edición Impresa

No hubo milagro, el favorito hizo los honores y puso el orden en casa. “¡Aquí se respeta!”, gritó el FC Dallas ante los estelianos, venciéndolos 2-1 con goles latinoamericanos de Michael Barrios y Maynor Figueroa. El argentino Juan Berdún presentó sus credenciales estableciendo la paridad iniciando el segundo tiempo, pero la reacción de los “Toros Texanos” en las postrimerías del juego sentenció las esperanzas del campeón nicaragüense.

Justo Lorente tuvo más trabajo del que pudo imaginar. El FC Dallas insistió con llegadas desde los costados, aprovechando por la derecha la velocidad de Walker Zimmerman, rápido con dominio de balón y con una visión casi panorámica. 

Josué Quijano debió multiplicar esfuerzos para contener al velocista norteamericano. En el acompañamiento estuvo Fernando Copete, con experiencia en este torneo, y mantuvo el porte en cada acción de peligro. Maxi Urruti, goleador de los “Toros”, fue quien exigió mayormente a la zaga rojiblanca; sin embargo, sus acciones fueron reducidas a simples provocaciones.El Real Estelí perdió 2-1 en la carpa del FC Dallas.

Las propuestas del equipo texano llegando por los costados rindieron frutos en las postrimerías del primer tiempo, tras una llegada de Zimmerman, quien metió un centro rasante y envenenado que se paseó por toda el área y encontró, con un poco de fortuna, a Michael Barrios, el pequeño pero habilidoso colombiano que había insistido anteriormente con un par de remates desde fuera del área.

Lorente no tuvo nada que hacer, el balón quedó inmóvil justo a su espalda y Barrios, muy oportuno, lo empujó hacia el fondo de las redes para establecer el 1-0 parcial, resultado que, hasta ese momento, era justo para los locales, que plasmaron mayores ideas para pisar el último cuarto del campo, adueñándose del esférico.

Respuesta norteña

Ese gol en vez de amilanar al equipo esteliano, sirvió como llamado de atención que los obligó a reaccionar rápidamente. Así, llegando del descanso, transcurrieron dos minutos para que el “Tren del Norte” pusiera las tablas en el Toyota Stadium. El protagonista principal del acto fue Juan Berdún, el argentino que entró en sustitución del brasileño Maycon Santana apenas iniciando el segundo tiempo.

En la acción previa al gol, un pase medido milimétricamente por parte de Franklin López, desde zona defensiva, permitió al argentino encarar sin marca al arquero y definió con un remate potente que se incrustó por la escuadra. La igualdad le dio respiro a los estelianos y propició que ganaran confianza para tratar de llegar con mayor incidencia al marco contrario.

El dardo del campeón nicaragüense obligó a los de casa a buscar el resultado y lo intentaron de inmediato probando de media distancia, algunos balones llegaron sin problemas a manos de Lorente y otros acabaron en el vacío. Por fortuna para los estelianos, el FC Dallas no aprovechó las acciones a balón estacionado.

Mata Figueroa

El empate parecía un premio merecido para el equipo pinolero, que presentó buen orden en la segunda mitad, respecto al primer periodo. Sin embargo, a falta de seis minutos para que acabaran las acciones, apareció un viejo conocido para los nicas, el hondureño Maynor Figueroa, quien asistido desde la izquierda sacó un zurdazo que se coló en el arco de Lorente, que solamente volvió a ver cómo el esférico acariciaba la malla.

Fue lapidario, no hubo forma de que los estelianos revirtieran el marcador. Los locales mantuvieron su invicto esta campaña en casa, extendiéndola a 10. En total realizaron 15 remates a marco, diez más que los norteños y dominaron el balón con el 57 por ciento. 

El “Tren del Norte” acumuló su revés número doce en este tipo de torneos. El siguiente partido será contra el Suchitepéquez de la Liga Nacional de Guatemala, el próximo 18 de agosto en territorio chapín, donde buscará sus primeros tres puntos, que le permitan tener opciones de avanzar a siguiente ronda, aunque antes tendrá que recibir a sus dos rivales del grupo H en el estadio Independencia.    

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus