•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Esta noche el invicto Andre Ward (29-0 con 15 KO) cumplirá su último compromiso previo al esperado duelo de noviembre próximo contra el monarca indiscutido de los semipesados, el ruso Sergey Kovalev. En una pelea a doce asaltos, Ward enfrentará al colombiano Alexander Brand (25-1 con 19 KO) en una batalla que tendrá lugar en el Oracle Arena, de Oakland, California. Ward peleará ante su público y es amplio favorito para llevarse la victoria. 

La pregunta obligada, no obstante, es si ese favoritismo le permitirá a Ward una victoria abrumadora o por el contrario el colombiano puede complicarlo o hasta provocar una sorpresa mayúscula. Esto último (la sorpresa) parece descartada de antemano. Brand no se aproxima ni por asomo a la calidad garantizada de Ward. Sin embargo, el estilo y la condición física del colombiano permiten imaginar que más allá del resultado, Ward aprovechará este combate para trabajar sobre un plan de pelea similar al que utilizará contra Kovalev. Eso, precisamente, hará más atractiva la pelea.

Aguanta golpeo

Brand es un veterano de buena asimilación, pegada respetable y con algunos atributos interesantes en el plano técnico. Su palmarés también transmite respeto y obviamente el incentivo de enfrentar a una figura de primer nivel en televisión nacional seguramente ayudará a un mejor desempeño. 

Su única derrota ocurrió en el año 2012, en una pelea a ocho asaltos y tras una decisión dividida frente al actual monarca supermediano, el sueco Badou Jack. A excepción de Jack, Brand no ha enfrentado a rivales de prestigio mundial durante sus seis años en el boxeo profesional (debutó en 2009).

Esta pelea (Brand-Ward) estuvo pactada para el pasado mes de noviembre, pero una lesión de Ward obligó a postergarla y Brand debió enfrentar a otro oponente. Lo hizo el 5 de diciembre en Kissimmee, Florida, cuando doblegó por decisión dividida al invicto ruso Medzhid Bektemirov.

Andre Ward viene de una victoria sobre el cubano Sullivan Barrera el 26 de marzo. El californiano ha peleado solamente en tres oportunidades desde que noqueó a Chad Dawson en septiembre del 2012, sin embargo su desempeño ante Barrera demostró que el óxido no le había pasado la cuenta. Se vio igual que siempre en un peso (175 libras) al que llega buscando hacer historia. La pelea de este sábado, precisamente, le servirá para buscar una puesta a punto pensando en el desafío que significará Kovalev en su batalla pactada para el 19 de noviembre en Las Vegas por los cinturones de la AMB, FIB y OMB en poder del ruso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus