•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dice Ortega y Gasett: soy yo y mi circunstancia; Cheslor Cuthbert es precisamente eso; los Royals de Kansas City, ascendieron a Cuthbert a las Grandes Ligas un 7 de julio de 2015, cuando Mike Moustakas entró en la lista de inhabilitados por problemas familiares, hubo intermitencia, con descensos a la antesala de las Ligas Mayores, Triple A, y su retorno al Big Show, a pesar de la exposición de su talento y probar que tenía material para quedarse y brillar.

José Ortega y Gasett explicaba que el yo, era uno de los ingredientes de la vida y el otro la circunstancia, el establecimiento de Cheslor en el mejor béisbol del planeta ha estado salpicado por esa premisa. Los números de Cuthbert como novato, pasando por una interesante racha de juegos consecutivos bateando de hit han provocado impacto en letras mayúsculas, incluyendo la distinción de pelotero del mes. Su progreso con el madero está en espiral y a la defensiva su puesto en la tercera base es revestido de eficiencia preponderante; lo más determinante diría yo, es la consistencia mostrada a ese nivel, donde tus resultados están en competencia permanente.

El mundo se ha vuelto chiquito, décadas atrás cuando Green, Denis, Porfirio y Albert Williams se movían en ese firmamento de las Grandes Ligas, una imagen, vídeo o fotografía era exclusiva, en tanto hoy con la tecnología imperando, la actuación nicaragüense con Erasmo y J.C Ramírez le facilita ver a las masas nicas también, el in crescendo del chavalo oriundo de Corn Island . El chico ha sabido responder a las expectativas creadas en un país donde los héroes deportivos escasean.

Posibilidades

Me parece por lo visto hasta hoy, que de mantener la constancia en su juego -base imprescindible para destacar- tendrá Cuthbert un sitio estable dentro del equipo, como resultado de la conjunción que habla el escritor de La rebelión de las masas. Con cifras interesantes como para no perderle de vista el resto de la temporada, afianzando su madurez día tras día, las proyecciones del nicaragüense deben sostenerlo como pieza clave para Kansas City.

Firmado con la más alta suma que un pinolero ha logrado en toda la historia, estamos sin duda en presencia de un joven con todo lo necesario para construir un nombre fumigado de grandeza y con ‘’la juventud, ese divino tesoro’’ que te permite remar millas extras tal como lo hizo Robinson Crusoe.

Queda atrás el espejismo que nos hizo ver David Green: ¡será el próximo Roberto Clemente! vaticinaban los expertos del beisbol, pero todo ese material para triunfar se calcinó con sus desviaciones y desapareció como el avión que arrebató la vida del propio Clemente en el mar.

La frase de Ortega y Gasett: soy yo y mi circunstancia; tiene una coletilla, una segunda parte y es esta: ‘’si no la salvo a ella, no me salvo yo”, y Cheslor Cuthbert con holgura y su discurso jugando al béisbol nos lo demuestra.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus