•   Trondheim, Noruega  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, rechazó hoy que su equipo parta como favorito frente al Sevilla en la Supercopa de Europa, que se juega mañana en Trondheim (Noruega), y restó importancia a las bajas de su equipo.

"El Real Madrid no es favorito. Tenemos un partido que los dos quieren ganar. Lo único que importa es que estemos preparados, y lo estamos", afirmó el técnico francés en la rueda de prensa celebrada la víspera del partido en el estadio de Lerkendal.

Las numerosas bajas con que llega el Madrid no son motivo de preocupación para Zidane, que resalta la necesidad de que Bale y Kroos, que iniciaron la pretemporada hace pocos días, alcancen el tono físico de sus compañeros antes que forzarlos a jugar mañana.

"Han tenido Eurocopa y sus vacaciones normales, como debe tener un jugador. No van a estar con nosotros, me hubiera gustado tener a todo el mundo, pero prefiero que Gareth (Bale) y Toni (Kroos) se queden en Madrid a trabajar. Cristiano y Pepe están mejor. No estoy preocupado, estoy a gusto, contento de que esto empiece", dijo.

Zidane no quiso desvelar si Benzema tendrá minutos mañana, aunque dejó entrever que podría no salir de inicio.

"Está bien, pero no jugó los dos últimos partidos y no vamos a arriesgar. Ha trabajado mucho, veremos mañana. Lo que importa es que no tiene más problemas y está con nosotros", explicó.

Quien sí parece tener un lugar en el once de mañana es Álvaro Morata, al que dedicó palabras de elogio y de quien resaltó que su paso por el Juventus, club en que él también jugó, le ha ayudado.

"Ha sido para él, como para mí, un club importante. Es un sitio para crecer, un club muy bueno. Creo que ha crecido muchísimo. Está bien, trabaja mucho, escucha. Y eso es lo más importante, estar preparado para el reto que tenemos enfrente y una temporada muy muy dura", destacó Zidane.

El técnico blanco admitió estar "muy contento" con la plantilla que tiene y recordó que con ese grupo ganó la Liga de Campeones, aunque ni aseguró que eso vaya a ser garantía de éxito ni cerró la puerta a nuevos fichajes.

"Tenemos que volver a mostrar que estamos preparados. Y el primer partido es mañana", señaló Zidane, que tampoco quiso especular con que el Real Madrid necesite un recambio para Casemiro y añadió que en el centro del campo ya hay muchos jugadores.

Tampoco aclaró el futuro de Martin Ødegaard, el prometedor centrocampista noruego de 17 años que ha jugado las dos últimas campañas en el filial blanco y que aunque hizo la pretemporada con el primer equipo, ha quedado descartado para la Supercopa.

"Martin está con nosotros, ha hecho la pretemporada, estoy contento con él. Luego, vamos a decidir lo que va a hacer. Hasta el día 31 (de agosto) puede pasar de todo, la idea es que tiene que jugar, pero en el Real Madrid es muy complicado. El consejo es que tenga minutos", afirmó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus