•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Como celebrando un aniversario más de aquel 9 de agosto en el que Denis Martínez, con su victoria 244, se convirtió en el latino más ganador de todos los tiempos en Grandes Ligas, Cheslor Cuthbert bateó de 5-3 en la derrota de los Reales de Kansas City 7-5 ante los Medias Blancas de Chicago, y Erasmo Ramírez lanzó tres entradas perfectas, logrando el primer salvamento de su carrera y mejorando su efectividad a 3.91, en la victoria de los Rays de Tampa Bay por 9-2 sobre los Azulejos de Toronto.

Ante el brillante lanzador de Chicago Chris Sale, quien llegó al desafío con un balance de 14-5 y una efectividad de 3.12, Cuthbert se mostró como un bateador oportuno, conectando un imparable por el jardín central que sirvió para traer al plato la primera carrera de los Reales, acabando de esta forma con una sequía de carreras impulsadas que se había extendido desde el pasado 22 de julio. 

Dos entradas más tarde volvió a desafiar al temible Sale y salió airoso, pues tras estar en conteo de 3-2 golpeó con precisión y contundencia un envío que se movía a un poco más de 93 millas por hora (mph), conectando una línea sólida que se internó en el prado central, que marcó el inicio de un ataque en el que los Reales volvieron a adelantarse en el marcador 3-1. El nica fue llevado a la tercera base por doblete de Lorenzo Cain y luego anotó gracias a imparable de Eric Hosmer. El incogible le permitió a Cheslor arribar a los .300 puntos de average.

Sin embargo, en sus siguientes turnos fue dominado en elevado a la inicial y en roletazo a la segunda base, haciendo descender su promedio a .298. No obstante, en el décimo episodio, el nica conectó un doble y anotó una carrera más, arribando a los .301 puntos.

Erasmo, indescifrable

El de anoche fue un Erasmo Ramírez sin fisuras, dominante y soberbio. Lanzó tres entradas perfectas ante los Azulejos de Toronto, equipo al que los Tampa Bay Rays vencieron 9-2. El nica entró en la séptima entrada y desde entonces no permitió libertades a la fuerte artillería rival. Su labor perfecta le permitió lograr el primer salvamento de su carrera y mejorar su efectividad a 3.91. Ramírez ponchó a un rival, el 52 del año.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus