•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Con dos goles y una asistencia liquidó Leo Messi su vuelta a su oficina, al Camp Nou, donde el Barcelona ganó el trofeo Joan Gamper al Sampdoria (3-2), su rival en aquella primera final conquistada por los azulgrana en 1992 en el antiguo estadio de Wembley.

Mas allá del color de su cabello, nada parece haber cambiado para Leo Messi. El primer día en la oficina lo despachó con brillantez, con dos goles y una asistencia en 34 minutos, con un pase de lujo para regalar el primer tanto del curso a Luis Suárez y una sensación de que su puesta a punto es la mejor a pocos días del inicio oficial del curso.

En el primer once del curso, Luis Enrique puso solo a uno de los fichajes: el francés Lucas Digne; que ofreció buenas sensaciones en el lateral izquierdo. Los porteros se repartieron media hora cada uno y el tono físico del equipo fue mucho mejor después de la goleada encajada el pasado fin de semana ante el Liverpool en Wembley (4-0).

  • 2 goles marcó Messi y dio una asistencia en el triunfo del conjunto culé sobre su rival italiano.

Si el físico acompaña, los automatismos aparecen por sí mismos. Andrés Iniesta, Leo Messi al margen, fue el que más frescos los tiene y dirigió al equipo desde el inicio. Jugó muy cerca suyo Arda Turan, el turco estrenó nueva posición como tercer delantero por la izquierda, aunque su futbol fue bastante plano en el inicio y mejoró después.

SE JUNTARON LOS GENIOS

Entre Iniesta, Messi y Suárez crearon el 1-0. Para ser el primero del curso fue magnífico, un pase en profundidad del manchego para Leo, quien controló de espaldas a la portería y asistió de chilena a Suárez que solo tuvo que empujar el balón de cabeza.

En la siguiente ocasión de gol llegó el 2-0. Esta vez fue Rakitic quien habilitó al argentino. Un quiebro y una finta acabó con el meta Viviano en el suelo y el balón en la red.

Con mucho ritmo por parte del Barsa, el Sampdoria siempre fue a remolque. Sin profundidad en su juego, solo la presencia de Muriel en la punta de ataque generó algún peligro, como cuando aprovechó un error de Iniesta para batir a Bravo en el minuto 23 (2-1).

La siguiente aparición de Messi también acabó en gol. Esta vez en un lanzamiento de falta. El argentino la puso junto al palo izquierdo de la portería genovesa (3-1, min. 34). Hasta el final del primer tiempo, el control de los azulgrana fue absoluto, y el mismo continuó durante muchos minutos del segundo tiempo, con un Sampdoria que corrió demasiado tras el balón y un Barsa que daba la sensación de marcar en cuanto apretaba un poco el acelerador.

En la media hora final, Luis Enrique puso en juego a André Gomes, Samuel Umtiti, Denis Suárez y el joven Cámara. Después entraron Sergi Samper y Munir. Mejoró Arda Turan, que lanzó un remate a la poste (min. 66), y también Denis Suárez se topó con el palo de la meta de Viviano en el 68.

Messi, desde su posición como mediapunta, volvió a capitalizar el futbol de los azulgrana hasta que fue sustituido a quince minutos del final, justo poco antes de que el Sampdoria marcara el 3-2, después de un magnífico control de Budimir.

Antes del final del partido, Luis Suárez pudo marcar el 4-2 en un gran lanzamiento de falta que salvó el meta Puggioni. El Barsa ganó su Trofeo y afronta con buenas sensaciones la temporada. El domingo ya no habrá más probaturas, todo irá en serio.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus