•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La partida de Carlos Chavarría, de 22 años, al futbol español dejó un enorme vacío en el Real Estelí por su indiscutible calidad, tan propia como incomparable con cualquier otro delantero de su edad. A su vez, el balompié nicaragüense extrañará esa figura que cautivó cada jornada a los fanáticos amantes del buen juego. La pregunta obligada es: ¿cuándo otro talento como él?

Probablemente, Luis Manuel Galeano habría sido el primero en cuestionárselo. A su lado cosechó una considerable cuota goleadora la temporada pasada, teniendo una conexión tipo Batman y Robin, siempre al rescate de su equipo en momentos de apuro. La marcha de “Chava”, no obstante, abrió una puerta para otros jugadores que desean proyectarse, con la salvedad de que solo alguien tan atrevido como él podrá ganarse su puesto. 

El domingo comenzó la carrera particular entre los atacantes del equipo esteliano que procuran convencer al técnico Otoniel Olivas de garantizarles un puesto titular. El primero en presentar su candidatura fue Nahum Peralta, pequeño de estatura pero de grandes agallas. Su aporte en el debut del “Tren del Norte” en la Liga Nicaragüense de Futbol (LNF) fue de dos goles, nada mal.

El mexicano Gregorio “Goyo” Torres también marcó por doble partida, eso es un punto y aparte considerando que, a sus 31 años, es improbable que pueda asentarse en el equipo por más de un par de temporadas. Aterrizando en el panorama de Peralta, el aprovechar los minutos que Olivas le ofrece debe ser una constante, mientras su timonel reserva a otros jugadores como el brasileño Maycon Santana, pensando en sus próximos compromisos en Liga de Campeones de la Concacaf.

Perseverante 

Peralta debutó la temporada pasada en la primera división y jugó inconsistentemente en algunos partidos, obviamente relegado por el propio Chavarría, con quien es contemporáneo, y otros como Galeano o Calero. De Ariagner Smith se esperó mucho, pero no logró el ascenso que apuntaba tener. Es muy joven y tiene mucho tiempo para madurar y explotar sus cualidades.

Peralta, en cambio, se ha mantenido, aceptando su papel secundario, dando pasos lentos pero sólidos. El talentoso atacante viajó a Estados Unidos con la expedición que enfrentó al FC Dallas en partido de “Concachampions” y su entrega en los entrenamientos es la propia de un futbolista que desea abandonar la banca para marcar goles. En Dallas no fue de la partida, pero en el torneo local no desentonó. 

¿Cuándo otro Chavarría? Nos preguntamos. Peralta no tiene la categoría de su excompañero de equipo, por factores razonables como la falta de fogueo. Sin embargo, camina por los senderos que recorrió Carlos en su momento, esta temporada debe aprovechar cada minuto en el campo; si continúa como en su primer partido de la campaña, pronto obtendremos la respuesta a nuestra duda.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus