•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Convertido en un coleccionista de noches brillantes, Cheslor Cuthber volvió a brillar anoche con el uniforme de los Reales de Kansas City, quienes teniendo como protagonista al pinolero se impusieron 2-1 a los Medias Blancas de Chicago. Exhibiendo consistencia e incidencia, el novel pelotero nicaragüense bateó de 4-2, empujó la primera carrera y anotó la segunda, afianzándose como un gran bateador con un promedio de .303.  

Alineando de tercer bate, Cheslor no tardó en descifrar los envíos del abridor Miguel González, quien tras dominar  por la vía del ponche a Jarrod Dyson y Paulo Orlando, fue víctima del imparable 92 de Cuthbert en la presente campaña. Con cuenta de 0-1 el muchacho cazó una bola que viajaba a poco más de 90 millas por hora y la depositó por el bosque izquierdo, mejorando su promedio de .300 a .303.

En la segunda entrada Chicago se adelantó 1-0 producto de imparables consecutivos de Tim Anderson, Carlos Sánchez y Jason Coats ante el abridor de los Reales Danny Duffy. Con la pizarra en contra de su equipo, Cuthbert volvió a estar cara a cara con González pero esta vez fue doblegado. Con el conteo a su favor el pinolero decidió fajarse con una bola rápida de cuatro costuras y sacó un elevado por el prado derecho, desmejorando su average a .302. 

Sin embargo, en la sexta entrada, el originario de Corn Island tronó con furia ante el relevista Carson Fulmer. Con Dyson corriendo en la inicial por base por bolas y solamente un out en la pizarra, Cuthbert no esperó tanto y le hizo swing al primer lanzamiento conectando un largo batazo por el jardín derecho, que se convirtió en su primer triple de la temporada y produjo la primera carrera de los Reales, que entonces empataban el encuentro 1-1.

  • 93 imparables conecta Cheslor Cuthber en la temporada actual.

Luego un imparable de Eric Hosmer le permitió al nica anotar la carrera de la ventaja para su equipo. El trancazo de tres bases le permitió a Cuthbert ascender a los .304 puntos, aunque tras poncharse en su último turno ante los envíos de Tommy Kahnle descendió a .303.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus