•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nuevo Manchester City de Pep Guardiola se impuso ayer 2-1 sin lucir y gracias a un gol en contra a tres minutos del final ante el Sunderland, mientras que el Leicester arrancó la defensa de su título con una humillante derrota 2-1 en casa del ascendido Hull, convirtiéndose en el primer campeón de Liga inglesa que cae en el partido de apertura desde que lo hiciera el Arsenal en 1989.

En Manchester, el bombardero argentino Sergio ‘Kun’ Agüero abrió el marcador a los 4 minutos de penal, en lo que parecía el anuncio de un festival de goles del galáctico City, pero la visita no se achicó, resistió, y en el 71 sorprendió con el tanto del delantero Jermain Defoe con un remate fuerte y bajo ante el portero argentino Willy Caballero, quien le quitó la titularidad al internacional inglés Joe Hart.

Cuando los hinchas y el propio Guardiola se impacientaban por lo que parecía un debut frustrante, el joven debutante del Sunderland Patrick McNair le regaló el triunfo al español en su estreno en Premier con un tanto en contra de cabeza (87), tras una acción que arrancó Jesús Navas por la derecha.

Mal arranque

Un rato antes en cancha del Hull City donde el campeón Leicester deba el arranque a la Liga, el volante francés Riyad Mahrez empató de penal para los Foxes a comienzos de la segunda parte (47), tras un gol espectacular de Adama Diomande (45+1).

Sin embargo, los pupilos del italiano Claudio Ranieri, encomendados a su estrella Jamie Vardy, volvieron a ser sorprendidos por Robert Snodgrass en el minuto 57 y mostraron síntomas de poca capacidad de reacción.

El Leicester sufre su segundo revés tras dejar escapar la Community Shield, la Supercopa de Inglaterra, hace seis días ante el Manchester United de Jose Mourinho por 2-1, después de una pretemporada en la que tampoco cosechó buenos resultados.

Salva al Tottenham

El Tottenham del argentino Mauricio Pochettino, tercero de la pasada Premier y señalado como uno de los candidatos a pelear por el cetro del Leicester, se tuvo que conformar con un empate 1-1 en casa del Everton.

“Hemos tenido muchos jugadores involucrados en la Eurocopa y siempre es difícil que lleguen en buen estado físico en el inicio, pero creo que sobre el final pudimos recoger un montón de cosas positivas”, aseguró Pochettino.

Su salvador fue el internacional albiceleste Erik Lamela, quien igualó a los 59 minutos el gol tempranero del local anotado por Ross Barkley (5), impidiendo un estreno con gloria para el técnico holandés Ronald Koeman en Goodison Park.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus