•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los Reales de Kansas City derrotaron 11-4 a los Mellizos de Minnesota desplegando un ataque de 16 imparables, de los cuales ninguno fue de Cheslor Cuthbert, pese a que el pinolero visitó en seis ocasiones el cajón de bateo. Bateando de 6-0, incluyendo 2 ponches, el cañonero de Corn Island dejó en 8 su racha de juegos seguidos con imparables y descendió a .295.

Desde el inicio la tarde fue gris para Cheslor. En su primer turno, con Paulo Orlando circulando en la tercera almohadilla producto de un triple, enfrentó al abridor Héctor Santiago, quien con tan solo dos envíos lo dominó en elevado a la segunda base, donde el camarero Brian Dozier capturó la pelota para el primer out de la entrada. Tras el turno fallido de Cuthbert, un fly de sacrificio de Lorenzo Cain le permitió a Orlando anotar la primera carrera de los Reales.

En el tercer inning el panorama se tornó todavía más oscuro para el pinolero. Con Alcides Escobar en la segunda base y con dos out en la pizarra, Cheslor intentó buscar la revancha ante los envíos de Santiago, pero fue inmisericordemente fusilado. Con cuenta de 2-2, se fajó con un sinker que se movía a poco más de 93 millas por hora y se ponchó. Esta fue la ocasión 67 en la que abanica la brisa en la presente campaña. En este episodio, los Mellizos empataron el juego gracias a cuadrangular solitario de Dozier contra Edinson Volquez.

No se contagió

Una entrada más tarde los Reales quebraron el empate con ataque de cinco imparables, incluidos doblete de Cain, triple de Alcides Escobar y cuadrangular de Orlando, moviendo la pizarra a 7-1. Ante la vulnerabilidad del picheo contrario, se pensó que la posibilidad de ver a Cheslor extender  su racha de juegos con imparables era máxima, pero no fue así. El muchacho conectó un elevado en territorio foul que fue atrapado por el inicialista Kennys Vargas. Santiago lo tenía silenciado.

Con Christian Colón en la segunda y Orlando en la primera, el costeño volvió al cajón de bateo en el sexto con las ansias de despertar de esa pesadilla en la que aparecía siendo anulado, pero fracasó en el intento. Tras conectar un roletazo por la tercera, Cheslor logró llegar a la primera gracias a un error del antesalista para luego anotar su carrera 35 de la temporada.

La tarde no pudo terminar peor. En su quinta oportunidad ante los lanzadores de los Mellizos Cheslor fue dominado en rola a la antesala y en el noveno episodio, en su sexta aparición al cajón de bateo, el pinolero abanicó la brisa, cerrando de esa manera una de las actuaciones más discretas de su joven carrera.

JC perfecto

En el duelo en el que los Angelinos de Los Ángeles fueron derrotados 5-4 por los Indios de Cleveland, Juan Carlos Ramírez lanzó dos entradas perfectas, labor que le permitió mejorar su efectividad a 5.27.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus