•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

¡Hey, tranquilos, estoy de regreso! Gritó Cheslor Cuthbert anoche tras batear de 4-2, conectar su doblete 19 y mejorar su promedio de .295 a .298, en la victoria de los Reales de Kansas City sobre los Tigres de Detroit con pizarra de 3-1. El muchacho venía de un juego indigno de ser recordado, pero anoche conectó par de cañonazos, con los que se situó a tan solo 3 de los 100.

Decidido a no seguir viviendo la misma pesadilla del partido anterior, Cheslor se unió al ataque con el que los Reales le fabricaron la primera carrera al abridor Daniel Norris, quien llegó al juego con balance de 1-0 y efectividad de 4.00 en 18 entradas. El encendido Paulo Orlando recibió bases por bolas, luego Cuthbert conectó un batazo a la derecha del pícher, este intentó atrapar la bola pero solo consiguió desviarla, y aunque de forma rápida la recuperó un mal tiro le impidió poner out al nica en la inicial, permitiéndole a Cheslor su imparable 96 de la temporada y a Orlando avanzar a la tercera, desde donde fue remolcado por un elevado de sacrificio al jardín central de Eric Hosmer.

Tras tambalearse un poco en la primera entrada, Norris enderezó su picheo y en los siguientes dos episodios no permitió rebeliones de los Reales. Cheslor no pudo escaparse de la recuperación del abridor de los Tigres y en la tercera entrada fue dominado por roletazo a la segunda base.

Doble 19

Sin embargo, en el quinto episodio, como entusiasmado por llegar lo más pronto posible a los 100 imparables, el cañonero costeño golpeó con potencia una bola rápida de cuatro costuras que se movía a 92 millas por hora, haciéndola viajar hasta la zona descubierta entre bosque central y el derecho, convirtiendo tal batazo en su decimonoveno doblete de la temporada. Este imparable fue el 97 de Cuthbert en el año, superando los 96 de Cabrera en 2009, su año de novato.

Tras conectar tan largo batazo, el nica cerró la noche fallando por elevado al bosque izquierdo en el séptimo inning y recibiendo base por bolas en el noveno.

Máxima cifra

El doble 19 de Cheslor le permitió adueñarse del récord de batazos de dos bases para un novato nicaragüense en Grandes Ligas. David Green conectó siete dobletes en 1982, temporada en la que jugó 76 juegos. Marvin Benard ligó 17 dobles en 1996, cuando participó en 135 encuentros.

Por su parte, Evert Cabrera pegó 18 en el 2009, cuando vio acción en 103 desafíos. La máxima cifra de dobletes en una campaña para un nicaragüense en las Mayores le pertenece a Benard, quien en 1999 conectó 36.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus