•   Barcelona, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, se ha mostrado casi convencido de que "van a entrar jugadores y también van a salir" en los próximos días, por lo que no ha dado por cerrada la confección de la plantilla para la temporada 2016-17.

Luis Enrique, sin embargo, no ha querido confirmar si uno de esos jugadores que podría salir es el meta chileno Claudio Bravo, que podría irse al Manchester City, consciente de que en el Camp Nou deberá pelear por la titularidad con Marc-André ter Stegen.

"A mí me interesa la final de la Supercopa. Es suficientemente atractivo para nosotros conquistar un título. La rumorología está muy bien, pero ni quiero ni debo entrar en ese juego", ha manifestado.

En cualquier caso, el preparador asturiano ha querido dejar claro que ningún jugador se ha reunido con él para pedirle ser titular: "Sé que todos los jugadores quieren ser titulares, todos. Pero a mí nadie me ha venido a pedir que quiere más minutos, porque eso yo ya lo sé. Para mí, ese debate no ha existido, ni existe, ni existirá".

Además, ha dejado entrever que, si finalmente Bravo se marcha, el club intentará fichar a otro guardameta que compita con Ter Stegen y Jordi Masip. "Yo prefiero tener tres porteros en el primer equipo", ha apuntado.

Incómodo a la hora de hablar del mercado, Luis Enrique ha preferido extenderse sobre la vuelta de la Supercopa de España, que su equipo disputará mañana en el Camp Nou contra el Sevilla, al que ganó 0-2 en la ida.

"El partido de Sevilla me dejó muy buenas sensaciones. Estuvimos a un nivel altísimo", ha destacado el entrenador del conjunto azulgrana, quien, pese al resultado del Sánchez Pizjuan, no se fía del equipo andaluz.

"El rival, a pesar de tener un marcador difícil, nos va a crear problemas, seguro. Es un partido que se puede reabrir. Nosotros buscaremos que no se produzca ese hecho, golpeando al Sevilla primero", ha indicado.

Con la lesión de Jérémy Mathieu y el desgaste de Gerard Piqué y Javier Mascherano en el partido de ida, Luis Enrique podría apostar por dar entrada a Samuel Umtiti en el eje de la defensa.

Sin embargo, el entrenador del Barcelona no ha querido adelantar este extremo y ha preferido entrar en generalizaciones: "Veo bien a Samuel y a todas las incorporaciones. Están cogiendo el tono físico y adaptándose a un nuevo modelo de juego y no es fácil rendir desde el inicio".

De quien sí se ha deshecho en elogios ha sido hacia Sergi Roberto, el jugador que, tras ocupar infinidad de demarcaciones, parece destinado a tomar el relevo de Dani Alves en el lateral derecho.

"Para adaptarse como hace él se necesita un compendio de todo. Es muy inteligente, tiene un gran nivel físico, un gran nivel técnico y un gran nivel táctico. Se nota que es mi ojito derecho", ha destacado.

La hora del encuentro de mañana, las 23:00 horas, no beneficia a que el Camp Nou esté lleno, máxime cuando no habrá metro de vuelta a casa, pero Luis Enrique ha tirado de su habitual ironía para animar al aficionado cule.

"Es verano, uno se puede ir a dormir tarde, luego ver las Olimpiadas... Estamos en una época en la que hay que ser hipersano, por lo que puedes ir en metro y volver andando, dejarte la garganta, si Dios quiere, animando y celebrando el título, y encima pierdes calorías", ha sentenciado.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus