•   Río de Janeiro  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El expresidente de la FIFA Joao Havelange, que falleció hoy a los 100 años, fue enterrado en el cementerio carioca de Botafogo en una ceremonia íntima a la que asistieron familiares, amigos y dirigentes del fútbol brasileño.

Havelange fue enterrado apenas unas horas después de que se conociera su muerte, en un hospital de la ciudad en el que se encontraba ingresado desde hace meses por un problema respiratorio.

Al cementerio de Botafogo acudieron varios dirigentes del deporte nacional, como Carlos Arthur Nuzman, presidente del Comité Olímpico de Brasil, el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Marco Polo del Nero, el expresidente de la CBF Ricardo Teixeira, que fue yerno de Havelange, y el jefe de la misión brasileña en los Juegos, Bernard Rajzman.

Todos ellos elogiaron la figura de Havelange y evitaron pronunciarse sobre los escándalos de corrupción que le obligaron a dejar la Fifa y empeñaron sus últimos años.

La Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) destacó su "importancia eterna" para el deporte mundial y decretó siete días de luto.

La bandera brasileña ondea a media asta en el estadio olímpico, inicialmente bautizado como Joao Havelange, aunque el Comité Olímpico Internacional rechazó colocar también a media asta su bandera oficial.

El portavoz del COI, Mark Adams, rechazó referirse a la polémica sobre Havelange: "Un hombre de 100 años ha fallecido hoy. No es el momento adecuado para hablar de estas cosas", dijo.

Havelange, que se inició en el deporte como waterpolista, fue presidente de la FIFA entre 1974 a 1998, y estaba prácticamente marginado desde que en 2012 se destapó el escándalo de pago de sobornos por parte de ISL, empresa que fue dueña de los derechos audiovisuales del Mundial, a altos dirigentes de la FIFA, entre ellos a su presidente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus