Haxel Rubén Murillo
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sentí un poco de pesar y decepción por la derrota del Real Estelí en Guatemala. Y ese sentimiento no es porque los muchachos jugaran mal, no, sino que por primera vez vi un gran dominio de un equipo nica sobre un extranjero, pero que no se tradujo en goles y al final se cumplió la frase célebre: “Jugamos como nunca y perdimos como siempre”.

El Estelí lució tan inmenso y el Suchitepéquez tan disminuido, que los norteños bien se pudieron ir al descanso con una ventaja de dos o tres goles. El Tren del Norte tuvo personalidad en el terreno, buen manejo de la pelota, ocasiones y fue muy superior en el uno a uno, sobre todo por la izquierda con un Elvis Pinel sublime; desafortunadamente volvimos a sufrir el eterno problema: la falta de gol.

Ese mismo problema tiene la Selección Nacional y en clubes como el Estelí, que tiene la base de la azul y blanco, también se vio reflejado. Samuel Wilson fue el principal señalado tras fallar un penal en el primer tiempo, pero realmente no fue el único responsable, la pelota simplemente no entró y el máximo responsable fue el arquero del Suchitepéquez, quien se transformó en un pulpo deteniendo todos los disparos que le tiraron. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus