•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tras pasar la barrera de los 100 imparables, Cheslor parece estar motivado con la idea de tumbar la marca de incogibles para un nica en su temporada de novato en Grandes Ligas, que es de 121 y le pertenece a Marvin Benard. Anoche, en la victoria de los Reales de Kansas City por 10-0 ante los Mellizos de Minnesota, el nica bateó de 5-2, con su doblete 21 del año, llegando a 103 cañonazos y dejando su promedio en .296.

Las primeras líneas del libreto que narra la actuación de anoche de Cuthbert describen cómo el nicaragüense fue doblegado por el abridor Héctor Santiago por la vía del ponche. Con cuenta pareja de 2-2, decidió hacerle swing a un sinker que viajaba a 91 millas por hora, pero no pudo chocar la pelota, llegando de esta forma a 74 ponches en la actual temporada.

Sin embargo, como dispuesto a borrar de las memorias ese primer turno fallido, retornó al cajón de bateo para ajustar cuentas con Santiago, quien venía de retirar las dos primeras entradas sin mayores complicaciones que un imparable de Kendrys Morales. En un episodio en el que la ofensiva de los Reales de Kansas City se hizo sentir con furia, Cheslor sobresalió conectando un doblete que impulsó la primera carrera del juego, anotada por Alcides Escobar, quien abriendo tanda había acabado con el dominio de Santiago pegando un doble. Luego, otro imparable de dos bases de Lorenzo Cain agrandó la ventaja a 3-0, con Cuthbert entrando a la registradora.

En el quinto el ejército de Kansas le preparó otra emboscada a Santiago, expulsándolo de la colina, pero esta vez el pinolero no fue protagonista, al contrario, fue una de las dos últimas víctimas del abridor de los Mellizos, quien lo dominó por elevado al bosque izquierdo, antes de ser inmisericordemente atacado por otro doblete de Cain, un sencillo de Eric Hosmer y cuadrangulares consecutivos de Salvador Pérez y Alex Gordon, que cambiaron la pizarra a 8-0.

La gran producción de los Reales le dio a Cuthbert la oportunidad de regresar al cajón de bateo en el sexto episodio. Con un out en la pizarra y un compañero circulando en la inicial, el muchacho de Corn Island descifró al relevista Adalberto Mejía y le devolvió hacia el central una bola rápida de dos costuras, cuya velocidad se aproximaba a las 90 millas. En este episodio, los Reales modificaron el marcador a 9-0. Tan solo un inning más tarde, Cheslor fue doblegado por Mejía en roletazo al pícher, antes su equipo había anotado la décima.

Erasmo resuelve

En el duelo que los Rays de Tampa Bay le ganaron 8-2 a los Vigilantes de Texas, el rivense Erasmo Ramírez participó en una entrada completa, misma en la que no permitió carreras, lo que le permitió mejorar su efectividad a 3.95.

El nica entró cuando el juego estaba 7-1 en relevo de Xavier Cedeno. El primero en fajarse contra sus envíos fue Ian Desmond, a quien doblegó por roletazo al short stop. Luego obligó a Carlos Beltrán a fallar mediante elevado al central. El momento más difícil de su relevo llegó tras recibir doblete de Adrián Beltré, pero se evitó problemas apagando a Rougned Odor.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus